Covid: la curva semanal de casos a nivel nacional dejó de caer y subió un 3%

0
64
covid:-la-curva-semanal-de-casos-a-nivel-nacional-dejo-de-caer-y-subio-un-3%

Tras casi cinco meses de descenso ininterrumpido, la semana 21 de la serie muestra que los contagios subieron un 3 por ciento. Es muy leve, y se basa en oscilaciones diarias que bien pueden ser aleatorias. El 6 de octubre, por ejemplo, se reportaron 1284 casos; el 10, los casos cayeron a solo 331, pero luego se nota una recuperación: el 12 son 1069, el 13, 1314, el 15, 1358, para caer a solo 400 el 17 de octubre. Esta diferencia parece mostrar un cambio de tendencia. La mayor variación a la baja se produjo entre el 12 y el 18 de septiembre, cuando la cantidad de contagios se redujo un 34 por ciento con respecto a la semana anterior. A partir de ese momento hubo una desaceleración de la curva descendente y luego llegó la suba de la semana 21. Los datos surgen de un trabajo de CB Consultora de Opinión Pública citado por el diario Clarín.

El cambio de tendencia se conoce cuando los vacunados con segunda dosis llegan al 54,6 por ciento de la población. Una proporción relativamente baja. En lo que va de octubre el promedio de segundas dosis aplicadas ronda las 150 mil, un 40 por ciento menos que las que se dieron durante septiembre. En cambio, ya se vacunaron a 1,5 millón de chicos y adolescentes, tanto con y sin factores de riesgo.

La creciente incidencia de la Delta es clave, dado que es un 60 por ciento más transmisible que la variante antes predominante, la Gamma o Manaos. Según el Ministerio de Salud, el 24 por ciento de los nuevos casos en el país ya corresponden a la variante Delta, surgida en India.

El bioquímico Rodrigo Quiroga suma un dato preocupante: ese porcentaje sería mayor en el mayor conglomerado urbano del país, el AMBA: en torno del 40 por ciento. En cuanto a la Ciudad de Buenos Aires, había anunciado que cuando llegara al 70 por ciento de segundas dosis aplicadas dejaría de exigir el barbijo en lugares públicos. Durante el fin de semana la CABA llegó a ese nivel.

Pero aún no se decretó esa medida. Ocurre que del otro lado de la General Paz no es obligatorio usar el barbijo en la calle desde el 1º de octubre, a pesar de solo el 57,5 por ciento de la población recibió las dos dosis. A este ritmo se estima que la Delta podría pasar a ser predominante en cuatro semanas.

En este momento hay un stock de 26 millones de vacunas sin aplicar en el país: 10 millones en poder de las provincias y 16 millones de Nación. “En CABA los casos probablemente comiencen a aumentar en las próximas semanas. El aumento probablemente sea lento y podría incluso revertirse con suficiente vacunación adolescente y pediátrica en el próximo mes”, apuntó Quiroga.

Leer más: Argentina podría dar una tercera dosis a toda la población

El gobierno ha decidido avanzar con las vacunas para chicos y adolescentes aunque aún le quede un 20 por ciento de adultos sin segundas dosis. Existen más dosis de Sinopharm y Pfizer que segundos componentes de Sputnik V y AstraZeneca.

La ministra Carla Vizzotti consideró “normal” que baje el ritmo de la vacunación cuando se llega a determinados niveles de cobertura. Para los críticos de la gestión oficial, si Argentina tuviera todas las vacunas que necesita el ritmo de vacunación no hubiera bajado. Pero ese stock de 26 millones de dosis parece indicar que el problema no radica en la falta de vacunas, como ocurría en los primeros meses de 2021.

Como en otros países, en Argentina se presenta un problema: la resistencia, o al menos la indiferencia del segmento joven de la población a vacunarse, al menos con la segunda dosis. Ricardo Ruttimann, infectólogo de la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (Funcei) y miembro de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn) advierte: “Estamos muy preocupados por completar la segunda dosis. Hay un sector de la población adulta joven de 18 a 50 años que no está cumpliendo con darse la segunda dosis”. Una renuencia a vacunarse que se registra con mucha mayor fuerza en otras naciones, como Italia, Estados Unidos y Francia.

Sin llegar a ese nivel, Ruttimann señala que “en mayores de 50 años, el 70% tiene dos dosis, pero en menores de esa edad, en algunas jurisdicciones apenas llegan al 50%. Es una población muy importante, por cómo se disemina el virus”, alertó. Mientras más del 83% de los mayores de 50 años tiene el esquema completo, en los de 40 a 49 se baja al 77%. En los de 30 a 39, a entre 65% y 70%. Y empeora en los más jóvenes. De los de 25 a 29 años, solo el 57% se puso la segunda dosis. Y los de 18 a 24, el 50,9%, es decir, hay una mitad “pendiente”. Un escenario casi ideal para que la Delta avance sin grandes obstáculos.