Jamie Foxx: el nuevo “Mike Tyson” que da lecciones de paternidad

0
58
jamie-foxx:-el-nuevo-“mike-tyson”-que-da-lecciones-de-paternidad

Mientras viajaba con su familia durante el rodaje de la película de 2012 Django sin cadenas, Jamie Foxx permitió que su hija de 18 años, Corinne, compartiera un cuarto con su novio. Estaba orgulloso de su decisión, se sentía evolucionado y sereno y se llamó a sí mismo un “papá nuevo” por manejar la situación con la cabeza equilibrada.

Pero para las 4AM, el “papá nuevo” se convirtió en un “papá inseguro” que yacía despierto cuestionando su decisión. El actor decidió que necesitaba irrumpir en la habitación para ver qué estaba pasando, sin ningún plan sobre qué hacer a continuación.

“Toqué y abrí la puerta y se me encogió corazón porque el chico estaba encima de las mantas, completamente vestido, y mi hija profundamente dormida debajo de las mantas. Pensé: ‘Ay hombre’“.

A partir de una situación algo embarazosa, Foxx decidió compartir sus experiencias en un libro. Foto Grand Central Publishing via AP

Paso en falso para compartir

Jamie Foxx comparte ese paso en falso en la crianza de sus hijos en su nuevo libro Act Like You Got Some Sense: And Other Things My Daughters Taught Me (Actúa como si tuvieras sentido: y otras cosas que me enseñaron mis hijas), de Grand Central Publishing.

El actor de 53 años se comprometió a escribir sobre momentos en los que acertó y no acertó, en su propia voz. “Mi voz es exactamente como quiero hablar. No tiene conservantes. Estoy realmente orgulloso de eso”, dijo Foxx.

El ganador de un Oscar y un Grammy también comparte su propia historia de fondo. Fue adoptado por los padres adoptivos de su madre. No tuvo mucho contacto con sus padres biológicos de niño, pero buscó reconectarse como adulto.

Jamie Foxx vivió una infancia alejado de sus padres biológicos, con quienes buscó reconectar ya adulto.

Foxx habló con The Associated Press (AP) sobre ser padre de dos hijas -Corinne, ahora de 27 años, actriz y productora, y Anelise, de 13- y sobre su preparación para interpretar al ídolo del boxeo Mike Tyson.

El difícil camino de la terapia ​

-Escribís que fuiste a terapia con tu hija mayor y te enteraste de algunas verdades difíciles, como ocasiones en las que ella dijo que no le agradabas…

-Estaba ahí sentado y descubrí que era el “papá Disneylandia”. Cada bache emocional lo resolvía con un paseo a Disney o algo así. Y oí a mi hija decirle al terapeuta: “No me gusta mi papá”. Y a mí: “Papá, no necesitás todo eso. Estás cubriendo. Sólo vení a hablar conmigo”. Esos momentos fueron importantes.

-Parece que aprendiste que, aún con las ventajas de ser una celebridad, lo más importante es estar allí…

-Quiero que ellas sepan que papá está ahí, pase lo que pase. Puede que esté cansado o que tenga sueño, e incluso entonces pueden hacerme aún más responsable. Pero yo quería estar ahí. Quiero que puedan golpearme el pecho y decirme cualquier cosa. Y aprendí sobre las experiencias de mis padres, que no tuvieron a alguien ahí, así que quise parar ese dominó emocional.

El actor celebra que tanto su hija Corinne como Anelise quieran lograr más que lo que él consiguió. Foto AP Photo/Reed Saxon

-El término “hija de papá” se usa mucho. ¿Qué significa para vos?

-Lo que le digo a los papás de niñas que tienen miedo de hablar de ciertas cosas es: hablen de eso y hablen de eso temprano. Háblenlo ahora porque, si logran que esa situación incómoda se aleje y se sientan cómodos a los 10, 11, 12, para cuando tengan 15, 16 y tengan problemas reales, ya habrán sentado las bases. Esa es la verdadera esencia de una “hija de papá”.

-Tu hija Corinne trabaja en la industria del entretenimiento y tu hija menor, Anelise, ama la música. ¿Querés que conquisten el mundo del espectáculo?

-Quiero que les vaya aún mejor, y constantemente les doy ejemplos de disciplina sobre lo que se necesita hacer. Mi hija menor es divertida. Ella decía: “Quiero ganar un Grammy pero tengo competencia: mis primos saben rapear, y luego estás tú, papá. Tengo que vencerte”. Me encanta el hecho de que quieran lograr más.

-Te estás preparando para interpretar a Mike Tyson en una película. ¿Cómo es ese proceso?

-Es un viaje lograrlo, pero ha sido un viaje maravilloso. Estoy deseoso de que la gente me vea haciendo la transformación. Literalmente podría entrar a la casa de Mike y decir “estoy en casa”, y nadie se inmutaría. Así que va a ser hermoso y va a tener algunas sorpresas que serán algunos toques leves que creo que realmente te harán decir, “vaya, no sabía eso”.

Jamie Foxx se encamina a convertirse en Mike Tyson. Foto Willy Sanjuan/Invision/AP-Evan Agostini/Invision/AP

-¿Y la voz de Tyson? ¿La has dominado?

-Cuando él era joven tenía una voz muy aguda. Pero ahora llamé a Mike un día y le dije: “Mike, ¿cómo te sientes?” “Me siento bien. Muy feliz”. Le dije: “¿Por qué estás feliz?” “Porque ya no tengo dinero”. “¿Por qué? ¿Por qué eso te haría feliz?” “Porque no tengo buitres a mi alrededor sacándome dinero, eso me enojaría”.

Son esos momentos los que creo que la gente entiende, porque si hacemos una imitación, fracasamos. Pero si estamos callados y es solo él básicamente mirando a la cámara, hablando de su vida, creo que, y perdón por el cliché, ahí es donde ocurre la magia.

Fuente Agencia AP

E.S.​

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA