Charly García en vivo en el CCK: homenaje por el cumpleaños 70 del músico

0
66
charly-garcia-en-vivo-en-el-cck:-homenaje-por-el-cumpleanos-70-del-musico

Charly García celebró sus 70 años con un show en el CCK, acompañado de Fito Páez e Hilda Lizarazu.

El show del ícono del rock nacional no estaba confirmado, aunque había versiones sobre su presencia. Finalmente, protagonizó un sorpresivo y breve recital que emocionó a todos los que asistieron al Centro Cultural Kichner.

Su presentación fue parte del homenaje que se realizó este sábado, con la presencia de una amplia cantidad de músicos que recorrieron la obra de uno de los artistas argentinos más importantes de la historia.

Su participación comenzó con Cerca de la Revolución y los fanáticos que estaban tanto en la sala como aquellos que lo siguieron desde sus casas explotaron de felicidad.

Charly junto a Hilda Lizarazu, en un show emocionante. Foto Martín Bonetto

Promesas sobre el bidet fue la canción que le siguió, para continuar con Raros peinados nuevos.

En el medio hubo tiempo de cantar el feliz cumpleaños al ídolo que, vestido de traje blanco y sombrero negro, agradeció al público y a los músicos que lo acompañaron.

La sala ya era un delirio de felicidad cuando sonaron las estrofas de Demoliendo hoteles y el público saltó y enloqueció en una especie de pogo. La calma al final de la tormenta de emociones llegó con Canción para mi muerte y ese viaje a los 70′ y a la época de Sui Generis que le robó alguna lágrima a aquellos que peinan canas y también a los que no tanto.

La emoción del público en el CCK. Foto Martín Bonetto

Un homenaje con distintas miradas

El desafío de hacer canciones de artistas como Charly García, cuya obra está grabada en el imaginario colectivo, es lograr transmitir su esencia y, en el mejor de los casos, ofrecer una mirada diferente que no pierda de vista la esencia.

Algo que Diego Schissi desde el piano y Diana Arias desde el contrabajo hicieron en el tramo final del segundo bloque de la celebración de los 70 del músico, en el CCK.

Con un abordaje desenfadado y cariñosamente irrespetuoso del García original, el dúo se metió con pasajes de Nos siguen pegando abajo, de Clics modernos, en una especie de acertijo que planteaba descubrir qué tema era el que estaba sonando, deconstruido y reconstruido como si se tratara de una pintura cubista en la que las partes resignifican el todo.

Sonia Alvarez abrió el fuego con su arpa y pasajera en trance.. Foto Télam

Pero no es ese el único camino posible. Mucho antes, Santiago Vazquez había recreado Rezo por vos desde un plan percusivo, mientras Sonia Alvarez apostó a Pasajera en trance acompañada con el arpa. Ambos, con un notable respeto por los originales, a pesar de lo “exótico” de la instrumentación.

Sorpresas y confirmaciones

Una de las sorpresas de la jornada, tal vez, la dio Clara Cantore, con una versión de Superhéroes en dúo de bajo y batería, en cuyo marco asumió el rol de bass-hero, mientras la canción zigzagueaba entre cambios rítmicos.

Todo, después de superado un arrebato de violencia en las primeras filas de la platea, que terminó con varios expulsados de la sala y algunos espectadores mandando a “la escuela” a quienes provocaron protagonizaron el altercado. Apenas unos segundos de interrupción en el segundo bloque de una fiesta maravillosa. 

Lejos de ese mal momento, inmediatamente después de Alvarez fue el tiempo de Hernán Jacinto para una versión instrumental de Cuchillos, extendida en una improvisación que sacó por un rato el tema de su eje, para devolverlo justo antes del final.

Sof Tot, en tanto, aportó arreglos barrocos para Amo lo extraño, mientras Vruma se acercó al tango, desde la autoridad de su voz, para interpretar Confesiones de invierno, con una fidelidad absoluta al clásico de Sui Generis que dio título al segundo álbum del dúo. Ambos, en una línea similar en la que, a su turno, Darío Jalfin interpretó Canción de 2 x 3 y Nico Sorín Quizás porqué

En ese marco, tal vez una de las conclusiones más interesantes pasa por la coherencia que mantiene la obra de García, más allá de la etapa que sea abordada y, también, independientemente del género o del estilo desde donde sea planteada la aproximación a sus canciones. Por supuesto, a veces con resultados más felices y otras no tanto.

Con ustedes, la libertad

Para el cierre, el trío formado por Ernesto Jodos en piano, Sergio Verdinelli en batería y Mariano Otero en contrabajo, le puso la frutilla a un postre con diferentes sabores, todos enlazados por un artista que hace rato trascendió las fronteras de eso que llamamos “rock nacional”.

En un plan jazzero, el combo Jodos-Verdinelli-Otero desarmó y armó una y otra vez Ojos de videotape, que jugó como leit motiv de una aventura musical llevada con elegancia, solvencia y, también, devoción por la obra del inventor de Say No More.

 E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA