Angelina Jolie borró el tatuaje que se hizo en el brazo izquierdo dedicado a Brad Pitt

0
117
angelina-jolie-borro-el-tatuaje-que-se-hizo-en-el-brazo-izquierdo-dedicado-a-brad-pitt

Cuando se estrenó el tanque de Disney “Maléfica” dos años atrás y se dejó ver e las reuniones de prensa promocionales del filme, la actriz aún lo tenía intacto. Según se comentó en ese momento, la intérprete no estaba convencida de hacer desaparecer la referencia a Pitt, pero eso cambió. Quedó claro en la presentación del filme “Eternals”, parte de la exitosa saga de superhéroes de Marvel.

La actriz lucía en su brazo izquierdo siete tatuajes de forma escalonada con las coordenadas del lugar de nacimiento de las personas más importantes de su vida: sus seis hijos Maddox, Pax, Zahara, Shiloh, Vivienne y Knox, el último correspondía a Pitt, que nació en Shawnee, Oklahoma. Hoy la locación del lugar donde fue dado a luz al protagonista de “Pecado capitales” desapareció de la piel de Jolie.

angelina-dia-roma-getty4-z.jpg

En un primer momento el tatuaje alimentó una catarata de rumores en 2011, se especuló con que la pareja adoptaría otro bebé, sin embargo, Jolie se encargó de despejar las dudas al confirmar que era símbolo del amor que sentía por esposo. “Bueno, si supieran que esa es la latitud y la longitud entonces habrían adivinado rápidamente que ese es el lugar de nacimiento de Brad. Es Shawnee, Oklahoma“, comentó a Extra TV.

Las coordenadas hoy no se pueden apreciar, aunque se desconoce si la actriz se está sometiendo a algún procedimiento estético para borrar el tatuaje, ya que si se mira con cuidado algunos de los números todavía son visibles, o si lo cubrió con maquillaje. Lo cierto es que la ausencia del tatuaje fue evidente en el estreno de “Eternals”, lo que dejó en claro que Jolie no quiere saber nada de nada con Pitt.

Los expertos aseguran que para eliminar un tatuaje de forma definitiva se necesitarían al menos cinco sesiones de un láser denominado Q-swtched y que entre sesión y sesión tendría que dejar pasar alrededor entre cuatro y seis semanas de descanso, de ahí que no se haya eliminado por completo. El procedimiento es doloroso, aunque no menos que el divorcio que le tocó vivir a Jolie.