Confirman preventiva para sospechosos de asesinar a un empresario lácteo de María Juana

0
37
confirman-preventiva-para-sospechosos-de-asesinar-a-un-empresario-lacteo-de-maria-juana

el-empresario-hector-cornalis-oriundo-maria-juana-fue-hallado-muerto-luego-un-robo-y-secuestro-expres.jpg

La audiencia de apelación se realizó el 12 de agosto ante el juez Prieu Mántaras por pedido de los abogados defensores Hilda Knablein y Sebastián Gervasoni, en representación de Lencina, y Victoria Regali y Juan Pablo Temón en representación de Bustamante y Segovia, quienes cuestionaron la imputación realizada y la imposición de la prisión preventiva.

Prieu Mántaras entendió que la imputación “se presenta completa, clara, concreta y circunstanciada”, y que si bien “resulta inútilmente extensa, tediosa y con indicación de cuestiones accesorias que no era necesario enunciar, ello no es en absoluto causal de invalidación”. Para el camarista nada les impidió a los imputados ejercer su derecho de defensa.

Dolo eventual

Por otra parte, al referirse a la calificación penal, el camarista realizó una valoración distinta a las del fiscal, de los defensores y del juez de primera instancia, y entendió que corresponde la calificación de homicidio con dolo eventual ya que los imputados golpearon a Cornalis en el interior de su propio vehículo, mientras era trasladado a su domicilio, causándole la muerte.

Seguidamente aclaró que “no resulta posible considerar que la muerte fuera con dolo directo ya que de ser así carece de sentido que lo hubieran secuestrado para obtener dinero y privarlo de la vida antes de lograr su cometido, salvo que lo hicieran para evitar ser descubiertos por la policía, en cuyo caso el tipo penal aplicable sería otro, cuestión que si bien fue insinuada en audiencia, no fue acreditada”.

la-familia-cornalis-una-las-marchas-pidiendo-justicia-su-padre-y-tambien-su-hermano-parana-hallaron-los-autores.jpg

En cuanto a la participación del remisero Lencina en el hecho, el camarista valoró que se encuentra acreditada. “Anticipadamente a la comisión del mismo, no después, había realizado todas las tratativas necesarias para asegurar el escape de los imputados, acordando su retiro y su traslado a Gálvez encargándose de garantizar su huida”.

Sin embargo consideró que no se lo puede considerar como coautor, sino como cómplice primario en el delito señalado “y no encuentro razones para endilgarle algún tipo de intervención respecto de la muerte de Cornalis, al menos hasta este momento de la investigación”.

Prisión preventiva

Finalmente, el camarista sostuvo compartir las razones del juez de primera instancia para imponer la prisión preventiva, y agregó que “la investigación, que está en pleno desarrollo, podría verse seriamente perjudicada si se otorga la libertad a Lencina, por la posibilidad de que este pueda incidir sobre los testigos, siendo que es de la zona donde estos radican”.

“Así también la pena en expectativa, la importante dosis probatoria en su contra y la alta probabilidad de una condena, todo lo cual es de conocimiento del imputado, se presentan también como fundamento bastante para entender la existencia de peligro de fuga”, cerró.

El caso

Héctor Cornalis era el encargado de las finanzas de la Cooperativa 22 de Marzo dedicada a la producción de quesos. La fábrica está ubicada en la ruta provincial 13, entre Estación Clucellas y María Juana, el distrito Eustolia, a unos 240 kilómetros al noroeste de Rosario. El viernes 16 de abril, cerca de las 6 Cornalis fue interceptado en el ingreso de la planta industrial por tres encapuchados que lo golpearon y lo subieron a su auto.

De la investigación, que lleva adelante el fiscal de San Jorge, Carlos Zoppegni, se desprende que Roberto Andini, ex compañero de trabajo de Cornalis en la cooperativa, contrató a tres personas (Bustamante, Segovia y Córdoba) para que lleven adelante un plan del que concluyó con una consecuencia que a priori, no había sido pretendida por Andini: la muerte de Cornalis.

>>Leer más: El Papa Francisco llamó a la familia del empresario de María Juana asesinado en abril

Los tres paranaenses contratados debían secuestrar a Cornalis y robarle el dinero; llegaron a la terminal de Santa Fe tres días antes del crimen, fueron buscados por el remisero Lencina quien los llevó hasta la casa de Andini. El día del hecho, Andini llevó a Córdoba, Bustamante y Segovia hasta la cooperativa, para que esperen el arribo de Cornalis.

Una vez que llegó la víctima fue interceptada por los hombres que lo redujeron y lo obligaron a subir a su vehículo. La hipótesis que sostiene el fiscal Zoppegni es que debían ir a la casa de Cornalis para perpetrar el robo, desconociendo que en el baúl del auto se encontraba una suma millonaria. En el camino, se cruzaron con un móvil policial y el plan se complicó.

Los agresores fueron hasta una zona rural en Colonia Cello, donde dejaron abandonado el auto y el cuerpo de Cornalis amordazado en el asiento trasero, ya sin vida.