A un hincha de la NFL le regalaron por error un balón valuado en 500 mil dólares y tuvo que devolverlo: qué le dieron a cambio

0
73
a-un-hincha-de-la-nfl-le-regalaron-por-error-un-balon-valuado-en-500-mil-dolares-y-tuvo-que-devolverlo:-que-le-dieron-a-cambio

Hay muchas películas que hablan de la NFL. Y de la misma manera, son innumerables los episodios del futbol americano que parecen salidos de una película. Este domingo se dio uno de ellos, con un protagonista inesperado, un hincha que tuvo una actitud sorprendente en medio de un partido, casi inverosímil: y se privó de ganarse un millón de dólares. ¿Cómo es eso?

El pasado domingo, los campeones Tampa Bay Buccaneers de Tom Brady le ganaron sin problemas a los Chicago Bears por 38-3. El partido sirvió para que el veterano mariscal de campo, considerado por muchos como el mejor de todos los tiempos, lograra una nueva marca personal: su pase de touchdown número 600.

Sobre el final del primer cuarto, el ovoide voló desde las manos del ganador de siete Super bowls hasta las del receptor Mike Evans, que entró a la zona roja y anotó el parcial 21-0. En ese momento, todas las miradas del Raymond James Stadium se posaron sobre Brady: los fanáticos lo vitorearon, la tele puso una placa mencionando el hito estadístico y todos sus compañeros fueron a saludarlo. Todos menos Evans, que siguió con el balón y festejó su touchdown arrojando la pelota a la tribuna.

La cultura del deporte estadounidense es muy particular con este tipo de objetos, con una industria millonaria dedicada a los coleccionistas, la llamada memorabilia que esta semana por ejemplo hizo que una persona pague 1,47 millones de dólares por unas zapatillas de Michael Jordan.

Y esa pelota 600 de Brady, según calculan los especialistas que analizaron el episodio, podría llegar a venderse a partir de los 500 mil dólares, e incluso llegar al millón de dólares.

Segundos después de marcar el touchdown y descansando en la banca, el pobre Evans se dio cuenta del error que había cometido al arrojar la pelota hacia la tribuna. El video de su incómoda reacción se viralizó y fue motivo de memes en otro día más de futbol americano e historias insólitas en la NFL.

Con el aplastante resultado favorable a Tampa, la única preocupación en ese momento era ubicar a la persona que había tomado la pelota, convencerlo para que la devuelva y ofrendársela a su verdadero dueño, Brady. La tarea no fue sencilla pero la negociación termino siendo exitosa. Y el precio pagado, una bicoca.

La vida por un balón

Tras el descuido de Evans, una persona de la organización Buccaneers ofició de “negociador” y se acercó a hablar con Byron Kennedy, el joven de 29 años que había atrapado el balón en la tribuna. Y la primera respuesta fue negativa.

-¿Hay alguna manera de que podamos recuperar el balón?

-No.

“No sabía que era un balón histórico, no me importaba eso, simplemente quería quedármelo. Sentí que era la cosa más genial de mi vida”, confesó luego Kennedy, que fue a la cancha con un amigo sin imaginarse que se convertiría en uno de los personajes del día en los Estados Unidos.

Byron Kennedy, el fanático que recibió el balón y tuvo que devolverlo.

“En ese momento estaba filmando el touchdown con mi celular, no me di cuenta de que él (Evans) estaba viniendo hacia mí para darme la pelota. No lo podía creer, era algo genial”, agregó el “afortunado” espectador.

El hombre de los Bucs a cargo de la negociación terminó dando con la palabra clave que destrabó el conflicto ético. “Entonces, me dijo: ‘Tom Brady quiere ese balón de vuelta, es un touchdown récord para él’. Y se lo di, no puedo decirle que no a Tom Brady”.

“Me dijo que Tom iba a estar agradecido, que podía conocerlo, darle la mano, sacarnos una foto junto a él y el resto del equipo… Quizá recibir una camiseta firmada, no lo sé”, contó entusiasmado el hincha luego de devolver el balón. “Me encantaría jugar una ronda de golf con él”, terminó fantaseando.

Qué le dieron a cambio

“No soy de quedarme con muchas cosas pero esta quería tenerla”, dijo Brady en conferencia de prensa al hablar del balón recuperado. Y destacó el gesto del fanático: “Fue muy cool lo que hizo, seguramente vamos a darle algún casco firmado, un par de camisetas y algunas cosas más…”.

Al día siguiente, desde los Buccaneers agregaron además que a Kennedy también le darían una gift card por 1.000 dólares de productos del equipo y tickets para la temporada. Un rato después, Brady apareció por Twitter para anunciar que también le regalarían una criptomoneda Bitcoin valuada en 65 mil dólares.

El arreglo final con el hincha que devolvió el balón terminó incluyendo lo siguiente: un bitcoin (65 mil dólares), 2 camisetas y 1 casco de Brady (10 mil dólares), camiseta y botines de Evans (2 mil dólares), gift card en la tienda de los Bucs (mil dólares), abonos para las temporadas 2021 y 2022 (20 mil dólares). Una cuenta que da un total aproximado de 100 mil dólares. Y algo que no tiene precio, a su ídolo feliz por su gesto.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA