Palabras sobre un escenario caliente: la novela policial rosarina

0
81
palabras-sobre-un-escenario-caliente:-la-novela-policial-rosarina

Panelistas 29.JPG

El segundo encuentro está convocado para el viernes 29 de octubre a las 18.30, e intervendrán el periodista de este diario Hernán Lascano, Lucrecia Mirad y Pablo Bilsky. La moderadora de la mesa será Paula Turina. En ambos casos se realizará en la sala Hilarión Hernández Larguía del tercer piso del Fontanarrosa.

La tradición del policial negro

Desprendidos de la influencia de la llamada “novela policial negra”, iniciada por grandes escritores como Dashiell Hammett, Raymond Chandler, James Cain, David Goodis, Horace McCoy y Ross MacDonald, los rosarinos que incursionan en el género lo hacen desde la realidad del territorio al que pertenecen, aunque algunos de los temas como la corrupción y el crimen siguen siendo los mismos de aquellos clásicos escritos entre 1920 y 1970.

Flyer Policial.jpeg

La novela policial en la Argentina tuvo espacio a partir de 1946 en la emblemática colección “El séptimo círculo”, dirigida inicialmente por Borges y Bioy Casares, en cuyo extenso catálogo de cerca de 370 títulos se incluyó a notorios representantes del género como Nicholas Blake, William Irish, Patrick Quentin, Ross MacDonald, Margaret Millar, James Cain, John Dickson Carr, Graham Greene, en algunos casos vertidos al castellano por grandes traductores como J. R. Wilcock, Estela Canto, José Bianco y Rodolfo Walsh. Entre los pocos argentinos publicados en la colección estuvieron María Angélica Bosco, Manuel Peyrou, la dupla Bioy Casares-Silvina Ocampo y el uruguayo Enrique Amorim.

El rosarino Juan Martini, fallecido hace poco, ya con una producción novelística reconocida publicó en 1977 “Los asesinos las prefieren rubias” y en la década del 80, exiliado en España dirigió para Bruguera una recordada colección de novela negra en la que aparecieron nombres como los de José Giovanni, Chester Himes, James Ellroy y otros.

A aquella novela de Martini, le siguieron en Rosario, “Un crimen argentino” (2002), cuyo autor el periodista y poeta Reynaldo Sietecase publicó “¿A cuántos hay que matar? (2010) y “No pidas nada” (2017), mientras que Osvaldo Aguirre hizo lo propio con “Los indeseables” (2008) ,“Todos mienten” (2009), “El novato” (2011) y “La deriva” (2012).

Debe destacarse que los dos paneles incluyen a cuatro de los más recientes autores y autoras del género en la ciudad: Lucrecia Mirad (“Crimen en el pasaje”, 2013), Melina Torres (“Pobres corazones”, 2021), Marco Mizzi (“Perversidad”, 2020) y Pablo Bilsky (“Taxi”, 2019), junto a Eduardo D’Anna, cuya primera novela policial fue “La jueza muerta” (2001).

La actualidad de la novela policial argentina permite encontrar una gran cantidad de autoras, configurando una larga nómina que incluye desde la reconocida Claudia Piñeiro a Florencia Etcheves, Patricia Sagastizábal, Alicia Plante, Carolina Cobelo, Gabriela Cabezón Cámera, Selva Almada, María Inés Writer, Tatiana Gorinski, Eugenia Almeida, entre otras.