La tensión por el dólar se ve en el mercado de futuros que opera en volúmenes récord

0
61
la-tension-por-el-dolar-se-ve-en-el-mercado-de-futuros-que-opera-en-volumenes-record

A dos días hábiles de las elecciones legislativas, el volumen operado en el mercado de futuros continuó disparándose. Así, pese a promediar la mitad de noviembre, la cantidad de operaciones igualó el movimiento que se registra a final de cada mes, cuando se renuevan los contratos.

El volumen operado en el Rofex de estos días es el más alto desde la crisis cambiaria de 2020: el miércoles se habían operado US$ 1.055 millones y este jueves esta cifra subió hasta los US$ 1.215 millones. El interés abierto, es decir los contratos vigentes pendientes de liquidación, roza los US$ 5.650 millones, un 49% más de lo que se veía un mes atrás. El salto es considerable si se toma como punto de partida el viernes previo a las PASO de septiembre: se opera un 95% en este mercado.

.Como los contratos a futuro se fijan en pesos y se pagan al tipo de cambio oficial al momento del vencimiento, los ahorristas los usan para cubrirse ante una devaluación, o para especular con una ganancia por diferencia entre el precio de transacción y el que efectivamente registre el dólar cuando venza el contrato.

La volatilidad de los últimos dos meses, acelerada en la recta final hacia las urnas, se nota en un aumento de las tasas ímplicitas, que surgen del cálculo entre el precio futuro del dólar, el actual y la cantidad de días en el medio del cierre del contrato. Pero también en el ritmo de intervención del Banco Central en este mercado.

 “A fines de septiembre el BCRA había vendido US$ 1.77 millones.  Se especula que en octubre cerró vendido entre US$ 3.000 y US$ 3.500 millones y que en los primeros días de noviembre ya vendió cerca de US$ 4.500 entre Rofex y Mae”, dijo Juan José Vazquez, de Cohen.

Las tasas ímplicitas se aceleran desde mediados del mes pasado. Al cierre de este jueves, las tasas pasan del 37% para este mes, a rozar el 80% para fines de marzo próximo.

“Estas tasas representan la diferencia entre el precio actual y el precio futuro.Hoy hay dos escenarios esperados: un aumento de la tasa de devaluación, es decir, pasar del ancla nominal a seguir la inflación; o un salto del tipo de cambio que el gobierno trata de evitar”, explicó el economista Javier Marcus. “Hoy la tasa implícita es entonces una combinación de esos escenarios posibles, ponderando más el primero”. añadió.

Para Juan Pablo Albornoz, de Ecolatina: “Es una señal de que el mercado espera con mayor probabilidad una devaluación. Esto no implica que necesariamente haya una: es una pulseada entre el mercado y, principalmente, el Banco Central. El año pasado ganó el segundo“. En ese sentido, Andrés Reschini, de F2 Finanzas, afirmó: “A tan solo una rueda de las legislativas el mercado busca refugio ante un eventual ajuste en el tipo de cambio. Para el dia después hay tantos interrogantes, que el mercado se cubre”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA