Hay temor por la presencia de lagartos, aunque especialistas dicen que no son peligrosos

0
36
hay-temor-por-la-presencia-de-lagartos,-aunque-especialistas-dicen-que-no-son-peligrosos
La presencia de estos animales se debe a las altas temperaturas de los últimos días.

Vecinos de Pilar y Escobar denunciaron la presencia de lagartos overo (salvator merianae, su nombre científico) y lo atribuyeron a “sequía y el avance de desarrollos inmobiliarios en tierras que antiguamente solían ser habitadas por estos reptiles” y especialistas aseguran que son inofensivos.

Sobre el lagarto overo

Los reptiles fueron vistos en los barrios El Aromo, Parque Irízar, Pellegrini IV y Mirasoles, de esos partidos del norte del conurbano bonaerense.

El lagarto overo puede alcanzar una longitud de unos 400 metros o más desde las cotas, y su alimentación es omnívora, es decir, que se alimenta principalmente de aves, pequeños mamíferos, insectos, frutas y huevos.

Entrevistas con especialistas

La directora de la Reserva Natural de Pilar, Graciela Capodoglio, expresó en diálogo con Télam que hace dos días los vecinos de la zona de Pilar comenzaron a contactarse con ella advirtiéndole sobre la presencia de estos animales.

“Hay lagartos porque hace calor, se ha quemado parte del pastizal”, indicó, aunque dijo que “la presencia de lagartos es algo normal en la zona”.

Capodoglio aseguró que la presencia de estos reptiles no representaría un mayor problema para los vecinos de la zona ya que son “inofensivos” y no van a atacarlos: “Si no los asustas, van a convivir con vos”, ilustró.

“Son animales que están siempre acá y desde antes que estuvieran todas las urbanizaciones que tenemos”, dijo.

Por su parte, Javier Goldschtein, director de Biodiversidad de la Municipalidad de Pilar, aseguró que este fenómeno es algo similar a lo que sucedió en su momento en Tigre y la aparición de carpinchos.

Goldschtein explicó que, con las altas temperaturas, los reptiles comienzan a deambular y a buscar parejas reproductivas, por lo tanto, pueden aparecer en parques, jardines y piletas porque buscan agua en zonas más frescas y húmedas, ya que “el agua en espacios naturales no es tan fácil de encontrar”.

“En épocas de extremo calor buscan ese tipo de zonas”, dijo a Télam, y agregó: “Todos los factores se juntaron la semana pasada con las altas temperaturas que atravesamos”.

Asimismo, aseguró que, al ser una población “numerosa” y “estable”, y al no ser una especie en peligro de extinción, no se pueden contabilizar concretamente la cantidad de lagartos presentes en la zona, pero que “no hay más que antes, simplemente se observan más”.

“Es un animal adaptado entre espacios urbanos y naturales”, detalló.

Goldschtein recomendó a los vecinos que cuando se encuentren en presencia de fauna nativa se comuniquen con la Reserva de Pilar, en donde se encargan de capturar al animal, si se encuentra atrapado y no puede salir por sus propios medios, para luego liberarlo en la reserva.

“La recomendación es que lo dejen deambular tranquilamente, además es un controlador de roedores”, concluyó.