Diputados: el bloque de la UCR está lejos de la reunificación y la jefatura del interbloque de Juntos por el Cambio sigue vacante

0
55
diputados:-el-bloque-de-la-ucr-esta-lejos-de-la-reunificacion-y-la-jefatura-del-interbloque-de-juntos-por-el-cambio-sigue-vacante

Después de que Gerardo Morales y Martín Lousteau firmaran la paz con la fórmula de unidad para conducir el Comité Nacional del radicalismo, hubo un compromiso de hacer los “esfuerzos” necesarios para re unificar los dos bloques de la UCR en Diputados. Si bien el plazo fijado es marzo, aún no hubo avances y las posturas de los protagonistas dificultan la posibilidad de acuerdo.

Mientras tanto, la presidencia del interbloque de JxC sigue vacante pero a esa disputa se sube el PRO, con todas las chances de ganar aunque la confirmación llegaría en febrero, lo que deja al radicalismo con menos margen de maniobra para negociar.

El bloque radical se rompió en diciembre después de que Mario Negri hiciera uso de la superioridad numérica de apoyos para seguir siendo su presidente. Frente a eso, el legislador porteño Emiliano Yacobitti, del sector de Lousteau, abrió un bloque aparte de 12 integrantes -Evolución Radical- con el también cordobés Rodrigo De Loredo como conductor.

La pirotecnia verbal que desató ese episodio quedó atrás. El acuerdo entre Morales y Lousteau hizo bajar la espuma y el diálogo entre ambos sectores hoy es fluido.

Pero la ambición del gobernador de Jujuy y flamante presidente de la UCR es lograr la reunificación de cara al inicio del período de sesiones ordinarias de marzo. Sin embargo, ese objetivo asoma más complicado y más allá de las declaraciones de buena voluntad no hay una negociación avanzada.

En el sector de Evolución insisten en el concepto de que los “liderazgos triunfadores” en las últimas elecciones tengan “visibilidad”. No van a resignar la vocería que consiguieron, sin que les garanticen otra. De hecho, celebran la revolución que se generó dentro de JxC después de las últimas elecciones.

“En la votación del Presupuesto del año pasado cada uno votó cualquier cosa. Esta vez, que la mirada estaba puesta en cada sector, primó la unidad absoluta dentro de Juntos. Ese es el efecto de la horizontalidad“, asegura Yacobitti a Clarín

Por su parte, Negri no va a soltar la bancada de 33 diputados para dejársela a De Loredo. No lo hizo en el inicio del conflicto, menos ahora que, consideran, significaría “premiarlos” por haber partido al radicalismo. Además, señalan que después del escándalo por la diputada de Evolución que estaba en Disney en la votación de Bienes Personales, la cordobesa Gabriela Brouwer de Koning, quedaron “debilitados”.

La presidencia del interbloque, coinciden varios, podría ser una solución. Hasta este año, de hecho, Negri era presidente de bloque e interbloque y no es un cargo en el que esté interesado ahora que el espacio es un “archipiélago” de 10 bloques y monobloques. 

Pero el radicalismo parece haber perdido la oportunidad de conservar ambos lugares. Después de la interna, el PRO se envalentonó con recuperar ese lugar que por número- con 50 miembros tienen el bloque más grande- les corresponde legítimamente.

Aunque el puesto oficialmente sigue vacante, Cristian Ritondo es el número cantado, el único del PRO con respaldo suficiente para ese lugar. “Está todo dado para que sí, pero habrá que esperar”, aseguran en su entorno.

El único veto a sortear era el de la Coalición Cívica de Elisa Carrió, desde donde aseguraban que no es algo “personal” contra Ritondo, pero reniegan de su pasado peronista y la amistad con el presidente de la Cámara, Sergio Massa.

En un momento se había barajado la opción de que, como hicieron en el Senado con Alfredo Cornejo, el jefe de interbloque no sea ninguno de los jefes de bloque, sino una nueva figura.

Sin embargo, Negri, Ritondo y López acordaron que tendría que ser uno de ellos. “No puede ser un legislador que no tenga incidencia sobre ningún bloque”, sentenciaron. La confirmación, apuntan, se dará en febrero. 

La jefatura de ese interbloque no será un lugar fácil. Quedó a la vista en las votaciones que se llevaron adelante en las únicas dos sesiones que hubo, hasta ahora, en Diputados. El interbloque está compuesto por 6 bloques y 4 monobloques y se deberán unificar criterios frente a cada votación.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA