Matías Kulfas insistió en que el Gobierno “quiere acordar con el FMI” un programa que no frene el crecimiento

0
41
matias-kulfas-insistio-en-que-el-gobierno-“quiere-acordar-con-el-fmi”-un-programa-que-no-frene-el-crecimiento

El ministro de desarrollo productivo, Matías Kulfas, se encolumnó en el discurso ambiguo que está impulsando el Gobierno en relación a la marcha de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional.

Lo de ambiguo refiere a que en todo momento los funcionarios, desde el Presidente para abajo, hablan del deseo de llegar a un acuerdo con el FMI, pero el contenido de dicho acuerdo debe estar en línea con las condiciones que propone el Gobierno -sobre todo en cuanto a una baja exigencia en términos de ajuste fiscal- que el Fondo Monetario ya dijo que no acepta.

En ese sentido, Kulfas, en declaraciones a Radio con Vos, señaló que, si bien “la instancia de la negociación la tiene el ministro Guzmán, está claro que hay una posición clara y evidente del Gobierno de Alberto Fernández que es llegar a un acuerdo con el FMI que no obstaculice el crecimiento económico del país”.

Esa condición (“no obstaculizar el crecimiento”) es la que genera resquemores en el mercado. El Gobierno está convencido de que si acepta la condición del FMI, de cerrar en menos tiempo el déficit fiscal, se ahogará la marcha de la economía. De ahí a deducir que Argentina no aceptará esa condición y por lo tanto no habrá acuerdo con el FMI, hay un trecho muy corto. La mirada del Gobierno de Estados Unidos sobre las negociaciones no ayudaron a aplacar la creciente sensación de incertidumbre. Estados Unidos pide, como el FMI, un plan sólido. No estaría considerando como “sólido” el programa acercado por Guzmán.

De todas maneras Kulfas resaltó el hecho de que “la negociación está en curso. No ha cambiado la mirada del Gobierno. Hace falta un acuerdo que no obstaculice el crecimiento del país”.

La reacción de los bonos en baja, el riesgo país en alza y también la ampliación de la brecha cambiaria son señales inequívocas de que para el mercado, las chances de no acuerdo crecieron sensiblemente, puntualmente desde que Martín Guzmán blanqueó ante los gobernadores del oficialismo que la disputa fiscal es la que impide firmar un acuerdo. La negativa del Gobierno a convocar a la oposición a hablar del estado de situación, ahondó los temores.

En relación a qué debe obtenerse del hipotético acuerdo, Kulfas abundó: “Hemos visto negociaciones aquí mismo o en otros países, muy malas, que implicaron años de sacrificio. Nuestro objetivo es muy claro: la reactivación que empezó el año pasado y que tiene sectores en franco crecimiento tiene continuar. En ese sentido, el acuerdo es que no implique un ajuste o un obstáculo de crecimiento”.

El ministro habla de crecimiento suponiendo que el rebote de 2021 del PBI seguirá a un ritmo parecido en 2022. Pero las consultoras relevadas por el Banco Central ya dicen que será muy difícil alcanzar este año una expansión superior al 3%. En la misma línea está el Banco Mundial, por ejemplo.

En relación a buscan un acuerdo que no trabe el crecimiento, Kulfas señaló: “La mejor respuesta es ver lo que pasó en 2018/19. Hubo un programa de ajuste del FMI que vino acompañado de un desembolso histórico, inédito. En ese acuerdo no se cumplió ninguno de los objetivos. La plata fue mal utilizada, entró una cifra enorme que no se destinó a obras públicas, ni industria, ni empleo, ni a mejorar la infraestructura, sino que ya sabemos para qué se utilizó. Y el resultado fue malo porque no se estabilizó la economía, la inflación se expandió. No hubo ningún objetivo”.

Fiel al eje discursivo que se impuso el Gobierno desde el primer día de gestión, las críticas al ex presidente Macri no podían faltar. “La gestión Macri fue un desastre económico y social. El pueblo y la sociedad tienen que saber para que la historia no se vuelva a repetir. Nosotros estamos negociando de una manera totalmente distinta a lo que planteó Macri, que encima Macri tuvo el tupé de decir que esto se arregla en 5 minutos. Ya sabemos su manera de arreglarlo”.

También habló de la actitud de la oposición, o puntualmente de Juntos por el Cambio, ante las negociaciones: “No me gusta generalizar. Hubo diferentes actitudes en la oposición, algunas más constructivas, otras menos. Este es un acuerdo que una vez que se alcance va a trascender a un Gobierno. Es importante que se discuta abiertamente. Se va a discutir con los intelectuales, en los términos que dijo Morales, esto no es algo de este gobierno, sino que esta deuda la contrajo el Gobierno anterior. Lo mínimo que hay que hacer es sentarse a discutir”.

“Expresan una posición ambigua, por un lado está bien plantearlo a discutir públicamente, pero nuevamente, este pedido tradicional de un plan. Nosotros ya vimos los planes de Prat Gay, de Dujovne, Sturzenegger, y vimos donde nos llevaron. Si pretenden algo por el estilo no es nuestra mirada.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA