Los futbolistas de élite y su salud post Covid: por qué hay también un brote de afecciones cardíacas

0
37
los-futbolistas-de-elite-y-su-salud-post-covid:-por-que-hay-tambien-un-brote-de-afecciones-cardiacas

Con el retorno al trabajo de los clubes del fútbol argentino, tan solo la Primera División se vio azotada por más de un centenar de casos positivos y surge la incógnita sobre cómo estos jugadores afrontarán el regreso a las canchas, siendo este para muchos su segundo contagio desde el comienzo de la pandemia. Teniendo en cuenta que algunos de ellos incluso sufrieron episodios de miocarditis durante su primer contagio, los futbolistas que contrajeron el virus comienzan a retomar la actividad progresivamente.

El primer caso de coronavirus en la Primera División argentina llegó el sábado 25 de julio de 2020 cuando Argentinos Juniors confirmó el contagio del volante Gabriel Florentín. Desde entonces, cientos de casos pusieron en jaque a un campeonato que debió suspenderse por varios meses, y que volvió a la actividad recién sobre finales del mes de octubre en 2020.

Allá por julio del 2020, Florentín fue el primer jugador de Primera en contagiarse de Covid. (EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)

Desde entonces, se pusieron en vigencia numerosos protocolos que supieron contener -por etapas- los casos, pero con el retorno de los futbolistas de sus vacaciones en las últimas semanas, sumado al rebrote que sufre el país en general por las nuevas variantes Delta y Ómicron, el fútbol argentino vuelve a sufrir el coronavirus en primera persona. Incluso con el plan de vacunación avanzado.

En Argentina, sobre un total de 846 futbolistas registrados en Primera, son 840 (99.29%) los que están vacunados al menos una dosis. Solamente son 6 (0.71%) aquellos que aún no tienen la inoculación y lo harán en los próximos días. Del mencionado absoluto, 787 (93.02%) se aplicaron dos dosis o esquema completo de vacunación con monodosis y 53 (6.98%) tienen una sola.

A esta altura, muchos de los jugadores contagiados ya atravesaron la enfermedad pero lo que más llamó la atención fue que muchos también sufrieron problemas cardíacos. ¿Qué relación existe entre el Covid-19 y las afecciones cardíacas para los futbolistas de alto rendimiento?

El reconocido deportólogo y cardiólogo Norberto Debbag realiza un repaso de la actualidad de los clubes del fútbol argentino en relación al coronavirus y más específicamente a esta variante Ómicron de la cual en la actualidad no existen demasiadas certezas. “Por ahora, nada indica que los jugadores contagiados con esta variante vayan a quedar con alguna secuela determinada. En otras disciplinas, los deportistas contagiados pudieron volver a entrenar con normalidad”, explica en diálogo con Clarín.

En dialogo con Clarín, el cardiólogo Norberto Debbag hizo referencia al presente del fútbol argentino en relación con el Coronavirus.

La realidad es que el pasado lunes 3 de enero, los primeros clubes en retomar la actividad en la Primera División argentina sorprendieron al anunciar que una importante cantidad de jugadores habían regresado de sus vacaciones contagiados. Aldosivi, Argentinos, Arsenal, Atlético Tucumán, Banfield, Boca, Defensa y Justicia, Estudiantes, Godoy Cruz, Lanús, Newell’s, Patronato, Platense, Racing, Sarmiento, Talleres, Unión y Vélez fueron los primeros en volver al ruedo, y los casos positivos se presentaron en la mayoría de sus planteles.

Con la reincidencia de varios jugadores, también surge la cuestión de aquellos que sufrieron algún episodio de miocarditis durante su primer contagio, y Debbag explica: “La miocarditis que tuvieron la mayoría de los jugadores no fueron verdaderas miocarditis. Cuando alguien tiene miocarditis se dilata el ventrículo y tiene arritmias. Cuando alguien presenta estas características tiene que parar de 3 a 6 meses, pero estos jugadores pararon 15 o 20 días, algunos un poco más”.

Uno de los casos más sonados del fútbol argentino fue el de Edwin Cardona, quien había transitado la enfermedad por primera vez en mayo del año pasado, y que con su vuelta al país para defender los colores de Racing, volvió a dar positivo en un testeo de Covid. Durante su primer contagio, el colombiano había sufrido una inflamación en el miocardio, y en referencia a su caso Debbag afirma: “Cardona se volvió a infectar al igual que muchas personas con 2 o incluso 3 vacunas. Lo más probable es que Cardona lo curse de una forma leve”.

PARTE MEDICO

Se informa que Edwin Cardona, recientemente incorporado a la institución, fue testeado por haber sido contacto estrecho de un caso de coronavirus y el resultado del análisis arrojó resultado positivo.

El futbolista permanecerá aislado hasta recibir el alta médica. pic.twitter.com/60pe3hYLOS

— Racing Club (@RacingClub) January 12, 2022

“En cuanto a qué va a pasar con los deportistas que tuvieron Covid con una miocarditis, y que ahora se volvieron a contagiar, eso no lo sabe nadie. No dan los tiempos para hacer seguimientos a largo plazo, esta nueva variante es demasiado reciente. Apenas hubo algunos estudios que muestran que el 2% o 3% de los deportistas que transitan la enfermedad sufrieron una miocarditis”, agrega el reconocido cardiólogo a la hora de referirse a esta nueva variante.

La variante Ómicron comenzó a esparcirse en el mundo hace apenas algunos meses, por lo que las consecuencias de haberla padecido apenas se verán en un futuro, suponiendo que las mismas existan. “Viendo los casos de algunos deportistas, atravesaron la enfermedad con la variante Ómicron y han vuelto a entrenar sin problema alguno”, indica Norberto Debbag, quien deja en claro que la vuelta a los entrenamientos por parte de los deportistas se debe llevar a cabo de forma progresiva.

De hecho, a la hora de recordar a algunos futbolistas que debieron realizar un retorno a los entrenamientos de forma progresiva, surge el nombre de Lionel Messi. El rosarino se contagió sobre finales del pasado año, y el propio jugador afirmó lo siguiente después de superar la enfermedad: “Me llevó más tiempo del que pensaba para estar bien pero ya casi me recuperé y estoy con muchas ganas de volver a la cancha”.

Messi contrajo el virus en Rosario, donde pasó las fiestas con su familia. (Photo by AFP)

Al repasar los jugadores que transitaron alguna afección cardíaca posterior a su contagio, surgen varios casos correspondientes a la primera ola de contagios. Aquella variante del virus se presentaba como más agresiva no tan solo para el sistema respiratorio, sino también para el funcionamiento del corazón. Algunos de los futbolistas del fútbol argentino que se vieron afectados por esta cuestión fueron Leonardo Ponzio, Paulo Díaz, Lucas Barrios, y el arquero de Atlanta Francisco Rago, entre otros.

Para la mayoría de los futbolistas que se vieron afectados por esta inflamación la recuperación resultó bastante leve, y si bien el caso de Paulo Díaz requirió algo más de tiempo, en general el saldo de recuperación fue positivo. Pensando en posibles reincidentes en temas cardíacos, Debbag avisa: “En el caso de que un jugador reincida con un tema de inflamación en el miocardio, se podrían indicar algunos estudios más. Pero si el jugador transitó esta inflamación de forma leve en un primer término, no habría razones para que esta vez sea diferente”.

Desde la AFA buscan contener los casos de Covid que complican el inicio del torneo.

Con el paso de los días, y después de que los futbolistas se sumaran a sus equipos posterior a las fiestas, fueron apareciendo muchos más casos positivos. La mayoría de estos jugadores ya regresó a los trabajos, y a día de hoy, no existen casos que presentes afecciones cardíacas independientemente de la variante que hayan transitado en estas últimas semanas. Según el testimonio del reconocido cardiólogo, tan solo queda aguardar por la evolución de estos jugadores.

En el retorno de los planteles a los entrenamientos se anunciaron por lo menos 200 casos positivos de Covid, una cifra récord para el certamen local, a la cual no se había llegado ni siquiera durante el primer gran brote del virus en el país. A partir de este contagio masivo, en AFA incluso se había barajado la posibilidad de postergar el inicio del torneo, algo que finalmente no sucederá.

El 13 de enero, en la primera reunión de Comité Ejecutivo, con Claudio Chiqui Tapia a la cabeza, se resolvió que cada jugador, entrenador o miembro del cuerpo técnico que participe de la Copa de la Liga deberá tener como mínimo dos dosis de la vacuna para poder competir: “De conformidad con el Acuerdo alcanzado entre la AFA y FAA en fecha 10/01/2022, se insta para que todos/as los/las futbolistas, integrantes de cuerpos técnicos y árbitros que participen en los torneo organizados por la Asociación del Fútbol Argentino, cuenten como mínimo con dos dosis de vacunación contra el Covid-19. En tal sentido, oportunamente se fijará la manera en que dicha información deberá ser comunicada por los clubes a esta Asociación”, informó la entidad a través de un comunicado.

A días de dar inicio a un nuevo campeonato, los casos de Covid en el fútbol argentino no dejan de aparecer.

A su vez, un día más tarde, el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, confirmó que el regreso de la actividad será “sin aforo”: “La vuelta es sin aforo, sí con pasaporte sanitario, ser muy exigente en eso. Nosotros tenemos porcentajes de vacunación de los países desarrollados, debemos estar orgullosos. Eso nos permite que no haya más restricciones. Queremos que el fútbol sea un evento masivo. En cualquier evento que convoque mucha gente, el pasaporte sanitario es clave. Si bien es cierto que te podés reinfectar, entre vacunados es muy difícil. Y si te infectás, o no hay síntomas o son síntomas leves”.

Es así que el fútbol argentino intenta sortear un nuevo rebrote para dar inicio al próximo campeonato, el cual si bien tiene confirmado su inicio para el mes de febrero, aún cuenta con varias incógnitas en cuanto a su organización. Por lo pronto, y mientras los clubes continúan llevando a cabo protocolos con el objetivo de frenar los contagios, se verá como proceder en cuanto al público en los estadios, algo que dependerá de cada institución.

Qué ocurre en el plano internacional

Expertos médicos aseguran que el coronavirus no es factor en casos como el de Christian Eriksen o el de Sergio Agüero, sin embargo, el aumento de deportistas y futbolistas con problemas en el corazón en los últimos meses ha encendido el debate nuevamente, y vuelve a encender las alarmas.

El último caso fue el del lateral canadiense Alphonso Davies, quien se perderá los próximos duelos de eliminatorias a causa de una miocarditis, así lo dio a conocer el Bayern Münich.

“En el caso de Phonzie, el seguimiento que hacemos a todos los jugadores que han tenido coronavirus ha revelado signos de una leve inflamación del músculo cardíaco” fueron las palabras del entrenador Julian Naggelsmann.

Alphonso Davies Vaughn Ridley/Getty Images/AFP

Algo similar ocurrió con Pierre Emerick Aubameyang, quien abandonó la selección de Gabón que está disputando la Copa Africana de Naciones junto con otros dos de sus compañeros ya que se realizará estudios para conocer si padece una afección cardíaca ya que según se informó también parece tener síntomas de una miocarditis, poco después de haber dado positivo.

De acuerdo con el sitio GoodSciencing.com, más de 276 atletas alrededor del mundo, hasta el 15 de diciembre del año pasado, sufrieron problemas en el corazón. No está detectado que esto sea a causa del Covid-19 en todos los casos.

Incluso los expertos revelaron que Christian Eriksen no había dado positivo por coronavirus y tampoco se encontraba vacunado.

Otros casos que han llamado la atención son el de France Martin Terrier, delantero del Rennes que fue sustituido después de sentir dolores en el pecho; Piotr Zielinski centrocampista del Napoli, también dio el susto al abandonar el campo a los 19 minutos en el duelo entre Napoli y Empoli, señalando que le costaba respirar y tocándose el cuello.

También es muy recordado es el de Adama Traoré, futbolista del Sheriff de Tiraspol que se desplomó tomándose del pecho durante un encuentro de Champions League ante Real Madrid.

En noviembre del año pasado, Charlie Wyke, de 28 años, delantero que juega en el club Wigan de la tercera división inglesa, sufrió un paro cardíaco en pleno entrenamiento. El gerente del club, Leam Richardson, salvó la vida del jugador al realizarle maniobras de RCP.

Según señala el diario As de España, Sanjay Sharma, un reconocido cardiólogo deportivo en el Reino Unido explicó: “Todo el mundo está llegando a la conclusión de que está relacionado con el covid o, peor aún, que la miocarditis relacionada con la vacuna puede ser responsable de esta serie de problemas cardíacos que estamos viendo en los jugadores de fútbol. Puedo decir que la detención del corazón de Eriksen no tuvo nada que ver con el Covid ni con la vacuna; tampoco el susto cardíaco de Agüero”, aseguró.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA