Suba de tasas: para el mercado, el Banco Central sigue corriendo detrás de la inflación

0
47
suba-de-tasas:-para-el-mercado,-el-banco-central-sigue-corriendo-detras-de-la-inflacion

Obligado por la aceleración de la inflación del primer trimestre del año, el Banco Central autorizó el martes su tercera suba de tasas desde que comenzó 2022. El ajuste, de 200 puntos básicos, que llevó la tasa efectiva de las Leliq al 54,854% anual, era esperado por el mercado. Sin embargo, los analistas advierten que se trata de una medida que resulta insuficiente para detener la suba del costo de vida. 

Daniel Artana afirmó: “la guerra contra la inflación es una guerra que estamos perdiendo“. “La pregunta es por qué el Gobierno no utiliza la mismas medidas que otros países para tratar de lidiar con problemas de inflación. Es bastante conocido en el mundo cómo se resuelve esto; con política monetaria prudente, que en Argentina debería ir asociada a una política fiscal prudente y eso es lo que no hizo el Gobierno en la segunda mitad del año pasado”, dijo.

El economista de FIEL anticipó: “El índice de marzo va a dar mal. Probablemente sea superior al de febrero, que ya fue inusualmente alto” pero aclaró que no están dadas las condiciones para que la economía entre en una espiral inflacionaria más aguda. “Si el Gobierno empieza a tomar decisiones en línea con lo que acordó con el FMI, la inflación va a seguir siendo muy alta pero no va seguir espiralizando”.

“Desde que subió el Secretario Roberto Feletti, la inflación se ha ido para arriba” advirtió Artana. “Es un Gobierno que insiste en el error. El problema es que hay que lograr que gran parte de los precios de la economía, no de algún producto aislado en un supermercado, deje de subir. Y eso se arregla con política macroeconómica, no con controles”, dijo en declaraciones radiales.

Por su parte, Andrés Borenstein, de Econviews afirmó que el Gobierno “le corre detrás a la inflación”. “La suba de tasas estuvo en línea con la inflación de enero o febrero. Cuando salga la inflación de marzo, la tasa va a quedar muy por detrás”, adelantó.

El planteo de la tasa real positiva parece haber quedado atrás: la prueba de esto es que mientras la tasa de Leliq subió 6,5% este año, la tasa de pases sólo lo hizo 2,5%. En todo el mundo, los bancos centrales utilizan la tasa over-night como tasa de política monetaria, es la que define las cuentas remuneradas, el call y los préstamos a empresas de primera línea”, explicó Borenstein.

Para el economista, “el Banco Central parece dispuesto a jugar al fleje con el reglamento. Entonces puede poner una tasa que luzca positiva o que empate a la inflación, pero hay un montón de otras tasas relevantes que no van a estar ahí”.

En tantos, analistas de la consultora PPI afirmaron: “Así como era una suba totalmente descontada por el mercado, también estaba fuera de discusión que sería homeopática. Catalogamos de esta manera la acción del BCRA porque la tasa de interés real seguirá siendo negativa”.

En PPI también consideraron que la nueva tasa “se queda corta” contra la inflación presente y futura. “Dado que el dato de inflación de marzo sorprendió al mercado, que estaba parado en 4,1%, esperamos que el REM de marzo (a publicarse a fin de mes) ajuste fuertemente sus expectativas de inflación para los meses venideros. Creemos que las expectativas mensuales saltarían a 5,10% para marzo”, dijeron.

En este sentido, anticiparon: “Estos registros mensuales equivalen a 81,6% y 69,6%, en términos anualizados, subiendo desde 62,0% previo a la publicación del dato de marzo. De esta manera, la tasa de política monetaria real (el retorno real que reciben los bancos) sería más negativa, pasando de -6,2% anual en marzo (pre publicación dato mensual) a -14,7% en marzo (post publicación dato mensual) y a -8,7% en abril.”

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA