Ahorro de luz: desenchufá estos electrodomésticos que aumentan tu factura de electricidad

0
50
ahorro-de-luz:-desenchufa-estos-electrodomesticos-que-aumentan-tu-factura-de-electricidad

El ahorro de luz cobra relevancia debido a la inflación y al aumento de los precios del gas natural y la energía, por los cuales verás este año un aumento significativo en tus facturas de servicios públicos, entre ellos el de suministro de energía eléctrica .

Averiguar cómo reducir tu factura de electricidad puede ser tan simple como investigar qué equipos te están costando más en cuanto al consumo.

Este año las tarifas de luz sufrirán un aumento.

Ahorro de luz: cálculos introductorios

Para hacer esto, podés seguir una fórmula simple para determinar cuántos kilovatios-hora (kWh) usa un dispositivo en un mes o año, y luego encontrar formas de reducirlo cuando sea posible.

Los kilovatios-hora son esencialmente una forma de medir la cantidad de energía que usa un dispositivo en una hora de estar encendido. Si observás la mayoría de los electrodomésticos, proporcionarán un voltaje o un rango de voltaje en el que funciona el dispositivo: cuántos vatios quema en una hora.

Una vez que tengas ese dato, dividilo por 1.000 (para convertir los vatios en kilovatios) y luego multiplicá por cuántas horas al día usás el artículo. Eso te dará una cifra básica de cuántos kilovatios-hora al día estás usando con ese dispositivo.

A partir de ahí, podés obtener tu tarifa directamente de tu proveedor de energía. Podés ver las tarifas vigentes en la Argentina aquí. 

A partir de cuáles son sus costos, podés determinar qué electrodoméstico o dispositivo es el vampiro de energía real y cuál realmente no usa mucha electricidad.

Para bajar el consumo de luz hay que realizar cálculos equipo por equipo.

“Chupadores” de energía aleatorios

Hay ciertos dispositivos que aún consumen energía incluso después de que se apagan, y ese es un problema importante. Debés tener en cuenta cuántos continúan consumiendo energía incluso cuando no están encendidos.

Por ejemplo, dispositivos como tu computadora, televisores de encendido instantáneo, sistemas de sonido envolvente o incluso decodificadores de televisión por cable y satélite. De hecho, cualquier cosa con un reloj digital incorporado está sacando un poco de energía.

Desconectá los equipos que no estás usando, ajustá la configuración de energía en cosas como tu computadora o televisor y considerá obtener temporizadores para los tomacorrientes para ayudar a controlar el uso o “zapatillas” con un interruptor.

Este año se ajustarán las tarifas de servicios públicos en la Argentina.

Ahorro de luz: lista de equipos a desenchufar

¿No estás seguro cuáles son los dispositivos están agregando la mayor carga inactiva a tu factura de energía? Estos son los 10 principales culpables:

Equipo de estanque de peces

Su potencia media es de 220 vatios. Si bien es probable que no puedas desconectar tu estanque de peces (a menos que actualmente no albergue peces), considerá invertir en una bomba de ahorro de energía para reducir los costos.

Bomba de recirculación de agua caliente

Su potencia promedio es de 28 a 92 vatios. Conectá tu bomba de recirculación de agua caliente a un temporizador. Luego programála para apagar la bomba en momentos en los que normalmente nadie usa agua caliente, como por ejemplo en medio de la noche.

Los ventiladores muchas veces quedan encendidos sin apuntar a nadie.

Decodificador

Su potencia promedio es de 16 a 57 vatios. Muchos hogares tienen múltiples decodificadores, lo que conduce a un mayor consumo de energía. Considerá desconectar estas cajas que no se usan regularmente, como una en una habitación de invitados.

Para las cajas que usás regularmente, considerá enchufar todo el sistema de entretenimiento (decodificador, TV, parlantes, etc.) en una “zapatilla” eléctrica para que todo se pueda apagar de una vez.

Equipo audiovisual o de sonido

Su potencia promedio es de 7 a 40 vatios. Los dispositivos de audio como amplificadores, estéreos, estéreos portátiles y receptores de radio por Internet son bastante fáciles de desconectar cuando no se usan.

Los equipos de audio consumen si quedan en estado latente.

Ventiladores

Su potencia promedio es de 110 vatios. Desenchufá los ventiladores cuando no los estés usando y cambiá a un ventilador con temporizador para que no quede encendido toda la noche mientras dormís.

Luces 24/7

Su potencia promedio es de 4 a 104 vatios. Realmente no hay necesidad de mantener una luz encendida cuando no la estás usando. Apagá las luces cuando no estén en uso o ponéle un temporizador para que se apaguen automáticamente.

Televisor

Su potencia promedio es de 2 a 54 vatios. Desconectá cualquier televisor que no usés regularmente, como uno en una habitación de invitados. También debés ajustar la configuración de energía en tu televisor. Considerá desactivar la configuración de “inicio rápido” de tu televisor para ahorrar energía.

El inicio rápido de un televisor consume energía sin mayor sentido.

Acuario

Su potencia promedio es de 4 a 104 vatios. El principal culpable del uso de energía en tu acuario es el calentador. Aunque es posible que no puedas desenchufarlo dependiendo de la temperatura óptima para tus peces, considerá aislar el tanque.

También podés colocarlo en una habitación bien calefaccionada para reducir los costos de calefacción. Si tenés una luz de acuario, desenchufála cuando no esté en uso.

Computadora de escritorio

Su potencia promedio es de 1 a 49 vatios. Tu computadora no consume mucha energía, incluso cuando está encendida. Conectá tu computadora, monitor, impresora, parlantes de computadora y otros accesorios de computadora en una sola “zapatilla” que se puede apagar cuando no usás esos equipos.

Dejá que tu computadora se duerma después de un máximo de 30 minutos de inactividad y apagála cuando terminés de usarla.

Las desktop pueden configurarse para que se apaguen en forma automática.

Módem

Su potencia promedio es de 5 a 17 vatios. Desconectá tu módem antes de acostarte. No necesitás acceso a Internet cuando estás dormido.