Pelea por la Magistratura: el plan de Cristina para frustrarle al PRO y la UCR su intención de nombrar dos consejeros

0
91
pelea-por-la-magistratura:-el-plan-de-cristina-para-frustrarle-al-pro-y-la-ucr-su-intencion-de-nombrar-dos-consejeros

Al borde de que se venza el plazo fijado por la Corte para que el Congreso sancione una nueva norma que regule el Consejo de la Magistratura, en la oposición se muestran entusiasmados con que, ante la ausencia de una nueva ley, el Senado y Diputados deberán nombrar dos nuevos representantes en ese órgano encargado de avanzar con las designaciones de jueces y juicios políticos contra magistrados.

Más aún. Según las interpretaciones que hacen en Juntos por el Cambio, por la Cámara baja debe ir a la Magistratura un diputado radical y por el Senado un legislador del PRO.

Y todavía más. En el bloque macrista del Senado hay consenso para que su representante sea el cordobés Luis Juez. Aunque integra la bancada del PRO, no es un “puro” del partido. El problema es que los otros dos abogados que podrían ocupar ese puesto -el bonaerense José Torello y el misionero Humberto Schiavoni- hicieron saber que no quieren ir al Consejo de la Magistratura.

Los cristinistas Leopoldo Moreau y Oscar Parrilli (ambos de espaldas) en una reunión del Consejo de la Magistratura.

En el bloque UCR en Diputados aseguran que aun no está definido a quién propondrán. “Hay cuatro o cinco con el perfil”, se limitan a contestar en la bancada radical. Desde Juntos por el Cambio, sin embargo, interpretan que podría ser el cordobés Mario Negri.

Pero el plan opositor podría aguarse. Sucede que Cristina Kirchner parece tener otro esquema en mente, según detallaron a Clarín desde La Cámpora.

En diciembre, la Corte declaró inconstitucional la ley de 2006 que redujo los miembros del Consejo de la Magistratura de 20 a 13. El máximo tribunal encargó al Congreso la sanción de una nueva ley que lo regule y estableció un plazo de 120 días (se cumplen el 15 de abril) para que se elijan a los 7 nuevos miembros (legisladores, jueces, abogados y académicos) que faltan para completar los 20 que fijaba la legislación anterior.

El Senado avanzó esta semana con el dictamen de una nueva ley y se propone darle media sanción la semana que viene. Pero por falta de consenso entre oficialismo y oposición, todo indica que en Diputados quedará empantanada y que no habrá ley.

Ante esto, Juntos por el Cambio se prepara para designar a los dos legisladores que faltan por el Congreso en la Magistratura, un diputado y un senador por las segundas minorías de cada cámara.

En la actualidad los consejeros del Senado son los cristinistas Mariano Recalde e Inés Pilatti y la radical Silvia Giacoppo. Por Diputados son la K Vanesa Siley, la peronista disidente Graciela Camaño y el macrista Pablo Tonelli.

Así, el PRO entiende le corresponde un consejero por el Senado y la UCR otro por Diputados.

Luis Juez, candidato del bloque PRO del Senado.

El primer nubarrón que aparecía en el horizonte opositor era que los bloques deben nominar a su representante pero es el presidente de cada cámara –Cristina Kirchner por el Senado y Sergio Massa por Diputados- quien formaliza la designación ante el Consejo de la Magistratura.

La mayor duda es qué haría Cristina, quien al igual que el resto de la bancada del Frente de Todos del Senado cuestiona fuertemente el fallo de la Corte.

“Ella no tiene opción, si no lo designa (al senador) automáticamente se presentará una cautelar ante la Justicia porque no estaría cumpliendo una manda de la Corte”, anticipa un senador del PRO.

Pero en lo que asoma como un giro inesperado, en el cristinismo sostienen que no les corresponde ni al PRO ni a la UCR sumar representantes en la Magistratura.

Argumentan que la elección de los actuales consejeros por el Congreso se hizo en 2018 -sus mandatos vencen en noviembre de este año- no por bloques sino por mayorías parlamentarias.

Que en aquel momento los diferentes sectores de identidad peronista -kirchneristas, massistas, pejotas provinciales- que estaban desperdigados en diferentes bancadas se juntaron y sumaron 131 firmas -fueron mayoría-, 10 más que el entonces oficialista Cambiemos, que quedó como primera minoría.

Con ese esquema, que se repitió en el Senado, los peronistas se quedaron con dos consejeros por cada Cámara y Cambiemos con uno.

Entre los operadores judiciales de La Cámpora sostienen que como de lo que se trata es de completar los mandatos actuales que vencen en noviembre, en realidad hay que volver a aquella foto de 2018.

Así, a la UCR no le correspondería -según plantean- sumar ahora un consejero: “Los radicales ya están dentro del esquema de primera minoría. Si ahora fuera uno de ellos al Consejo el bloque tendría doble representación”.

En el Senado repiten el mismo argumento: que el PRO ya está representado a través de la radical Giacoppo.

Pregunta del millón

Entonces, la pregunta del millón es a quién le corresponde el representante por las segundas minorías. Para el cristinismo, la segunda minoría en el Senado en 2018 era Unidad Ciudadana, el bloque que comandaba la propia Cristina Kirchner.

“Oscar Parrilli tiene más derecho a integrarse al Consejo que uno del PRO”, razona un referente camporista en temas judiciales. ¿Y en el caso de Diputados? “Podría ser Miriam Bregman porque la Izquierda quedó afuera del esquema de 2018“, agrega.

En Juntos por el Cambio rechazan la argumentación K. “Con la caída de la ley actual, entra en vigencia la anterior que especifica que los representantes que faltan le corresponden a los terceros bloques en representación parlamentaria”, dijo un legislador del PRO.

-Ellos dicen que se debe replicar el esquema de 2018, retrucó Clarín.

-También pueden decir que se aplica la ley de Massachusetts. Si hacen un disparate así será un escándalo, dijo ese legislador.

En concreto sí asoma una dura discusión, que posiblemente termine en la Justicia. Hasta que resuelva podría suceder que ya sea noviembre y que se deban elegir a todos los nuevos consejeros. Como trasfondo, el Consejo podría quedar paralizado, al menos en lo que hace a su función troncal: elevar ternas de jueces y sancionar magistrados.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA