Después de Charly García en ArteBA: Spinetta, Lennon, Dylan y Ron Wood, los rockeros que pintan muy bien

0
18
despues-de-charly-garcia-en-arteba:-spinetta,-lennon,-dylan-y-ron-wood,-los-rockeros-que-pintan-muy-bien

Por estos días, en ArteBa, Charly García mostró sus dotes como pintor. Disparador inevitable para una sociedad -rock y pintura- que viene de lejos. Y que tiene en sus filas nombres populares por su música pero no siempre conocidos por la habilidad con el pincel. Anoten: Luis Alberto Spinetta, John Lennon, Bob Dylan, Ron Wood, David Bowie, y siguen las firmas… Pasen y vean.

Con su nombre completo, Carlos Alberto García Moreno, POPA galería de arte y La fundación Make Art Not War fueron los responsables de mostrar su obra pictórica en el marco de ArteBA 2022.

Siempre se supo del interés de Charly García por la pintura y él mismo ha hecho conocer algunos de sus dibujos. Es más, la tapa de su último disco hasta hoy –Random, de 2017- fue hecha por el propio músico.

La tapa de “Random”, el disco de Charly García de 2017, en el que realizó el arte de tapa.

También pintó una acrílico que fue la contratapa del disco Pettinato plays García, en la que Roberto Pettinato interpretaba temas de Charly, e incluso en algunos de ellos con la participación de García.

Uno de los dibujos de Charly, presentado por Galería POPA bajo la curaduría de Rodolfo Johannes.

Luis Alberto Spinetta

La tapa del icónico primer álbum de Almendra dibujada por el Flaco Spinetta.

Acaso, la pasión de Luis Alberto Spinetta por el dibujo quedó plasmada para siempre en ese Payaso Triste que ilustra la tapa del icónico primer long play (¡se decía así!) de Almendra, el de Muchacha…, Plegaria para un niño dormido, entre otros clásicos, lanzado el 15 de enero de 1970.

La aprobación de la tapa no fue nada fácil. Spinetta llevó un primer borrador a las oficinas de la discográfica RCA y a los ejecutivos no les gustó. Preferían una foto del grupo (¡se decía así y van dos!). Hubo un tire y afloje y Spinetta impuso su idea.

Pero días después, dijeron que el dibujo se había perdido en la imprenta. El flaco, enfurecido, rehizo el dibujo y finalmente quedó ahí, en esa tapa emblemática del rock nacional.

También le gustaba dibujar autos, como podemos ver aquí abajo.​

Un dibujo de Luis Alberto Spinetta, que muestra su pasión por los autos.

John Lennon

La carrera musical de John Lennon dejó marcas no sólo en la historia de la música, sino a nivel social. Trascendió generaciones y estilos más allá del tiempo, pero esa no fue su única veta artística.

Desde niño, alentado por su tío George (esposo de la Tía Mimi) manifestó su amor por el dibujo.

Uno de los dibujos de Lennon subastado por Sotheby’s. Foto EFE

De hecho, al mismo tiempo que se enfermaba de rock n’ roll contagiado por el virus Elvis Presley, entre 1957 y 1960 Lennon cursó estudios en el Liverpool College of Art. Por esos días de adolescencia, pero no llegó a graduarse en artes porque fue expulsado un año antes debido a su comportamiento.

Dibujos de los cuadernos escolares de John Lennon cuando tenía 12 años. Foto AP

En una nota, ya en pleno furor de la beatlemanía, declaró que durante los viajes y conciertos “dibujaba compulsivamente” para desconectarse del estrés escénico.

Animado por una legión de editores, pronto sus escritos y dibujos llegaron al libro.

Así The Daily Howl se convirtió en el primer proyecto escrito y dibujado íntegramente por John Lennon: un cuadernillo con las ilustraciones y anotaciones que hacía durante sus años en la escuela de arte.

El 23 de marzo de 1964 se publicó su ópera prima: In His Own Write, un compendio de 31 cuentos cortos, poemas e ilustraciones caracterizado por ese humor negro tan Lennon. Al año siguiente se editó A Spaniard in the Work, un libro de historias disparatadas y de dibujos similares en estilo a su libro anterior.

Otra ilustración realizada por Lennon a los 12 años. Foto AP

Skywriting by Word of Mouth fue publicado de manera póstuma en 1986. Este libro es considerado un diario de viaje de Lennon donde relata sus vivencias y hace reflexiones sobre la vida y su vida, para muchos la auténtica autobiografía del ex líder de los Beatles.

Con ese nombre, Sotheby’s de Nueva York no se la iba a perder y sacó a subasta sus trabajos. Entre sus dibujos más cotizados, sobresalió With Just Their Heads Above the Ground, correspondiente a The Wumberlog (or the Magic Dog), que alcanzó los 75.000 dólares, pese haber sido valorado entre los 18.000 y los 22.000 dólares.

La de mayor cotización fue el único de los dibujos en color, la acuarela Oh Dear Sheep, del Bernice’s Sheep, vendida en 81.250 dólares.

David Bowie

David Bowie era un apasionado de la pintura. Sólo que en su caso, además de elaborar con los años una amplia producción, puso especial pasión como coleccionista. En sus distintas casas colgó obras de de Tintoretto, John Bellany, Damien Hirst y Rubens, entre otros.

Un autorretrato de David Bowie. Así se veía el músico.

Su estilo era influenciado por artistas como David Bomberg, Francis Bacon, FrankAuerbach y Francis Picabia. “Una paleta dominada por colores fuertes y oscuros, con gran predominio de las formas violentas”, dijo su galerista italiano Fabrizio Rossi.

El propio Bowie lo definía así: “Cuando surgía algún obstáculo creativo en la música que estaba trabajando, a menudo volvía a dibujarlo o pintarlo. De alguna manera, el acto de tratar de recrear la estructura de la música en pintura o en dibujo producía un gran avance”.

Bob Dylan

La curadora Kerstin Drechsel muestra una de las obras de Bob Dylan expuestas en Gemnitz (Alemania), en 2008. Foto AP

Los fans de Bob lo saben bien: a Bob Dylan, mientras espera en hoteles y camarines de todo el mundo que llegue la hora de salir a escena, le gusta pintar.

A veces va más allá, como cuando en 2008, estando en Buenos Aires para tocar en Vélez, se disfraza (de Bob Dylan disfrazado) y le pide a su seguridad que lo lleve hasta La Boca. Y sí, ese señor de campera con capucha que bocetaba sobre un amplio bloc de dibujante, era el mismísimo Bob Dylan captando entre lapices y acuarelas su puente de La Boca.

El Premio Nobel de Literatura ya expuso en varias galerías y museos del mundo. Ferias de atracciones de pueblo, carreteras vací­as de horizontes lejanos, el puente de Brooklyn con una añeja fábrica de helados o viejos coches de los años ’50 son los motivos habituales de sus telas.

Un cuadro de Dylan de la denominada “The Drawn Blank Series”. Foto AFP

Dice Dylan que intentó mostrar la realidad como es, “sin idealizarla. Estas pinturas son realistas -arcaicas, bastante estáticas, pero de naturaleza temblorosa-, contradicen el mundo moderno. Es lo que yo hago”, escribió en uno de sus catálogos.

“Sus obras evocan una sensación de fugacidad, un viaje desde la metrópoli al mundo natural a través de la carretera, el puente, el ferrocarril y el aire. Juntas presentan una visión panorámica del paisaje estadounidense desde la perspectiva particular de Dylan”.

“Nina Felix”, uno de los 12 retratos de Bob Dylan que expuesto en la National Portrait Gallery de Londres.

Así definió Bill Flanagan, comisario de la primera retrospectiva dedicada a la obra del artista, titulada Retrospectrum, exhibida en el Modern Art Museum Shanghai y sumó cerca de 100.000 visitantes en tres meses. “Sus obras de arte invitan a participar en un viaje por las ciudades, durante todo el día y todo el calendario. Dylan sigue siendo incansablemente creativo, recorriendo el marino con los ojos bien abiertos”.

El espíritu del folk y el blues presente en esta obra de Bob Dylan. Foto Reuters

Una pista para coleccionistas: Bob y sus marchantes venden su visión del puente colgante de Manhattan a casi 4.000 euros la lámina, de una edición “limitada” de 295 reproducciones.

Ron Wood

Ronn Wood posa frente a uno de sus cuadros, con pleno protagonismo de Mick Jagger.

Ronnie Wood fue elogiado por su talento artístico mucho antes de unirse a los Rolling Stones, ya que apareció en el programa Sketch Club de la BBC cuando era niño. El guitarrista de los Rolling Stones asistió a Ealing Art College, y ha expuesto sus pinturas y dibujos, muchos de ellos representaciones de celebridades, en todo el mundo. También es copropietario de una galería en Londres, Scream.

En una de sus ya repetidas visitas a la Argentina, Clarín lo consultó por su “modo pintor”:

Ronn Wood muestra otra de sus retratos, dedicado a su ex mujer, Jo Wood.

-¿Cómo vivís el momento de la pintura? ¿En soledad? ¿Con música…? 

-Algunas veces, pinto a la música. La pintura inspira mi música. Sigo a artistas como Caravaggio, Picasso, Tolouse Lautrec; me gusta el Impresionismo, el arte abstracto, la vieja escuela, y mucho pero mucho Rembrandt.

Joni Mitchell

En la tapa de su gran disco “Turbulent Indigo” (1994), la canadiense homenajeó a Vincent van Gogh, uno de sus maestros favoritos.

Respecto a su pasión porla pintura, la gran cantautora canadiense va más lejos: muchas veces ha dicho que se identifica antes como pintora que como música, pero describe su proceso creativo como algo indivisible.

“Cada vez que hago una grabación, es seguido por un período de pintura. Mantengo los jugos creativos pasando de uno a otro, cuando la música o la escritura se seca, pinto “.

CJL