El precio de la soja, una gran incógnita entre dos “climas”: el productivo y el financiero

0
14
el-precio-de-la-soja,-una-gran-incognita-entre-dos-“climas”:-el-productivo-y-el-financiero

Los operadores esperan una merma productiva de soja en el informe del USDA de este miércoles, pero lo que guiará las cotizaciones serán los inventarios en EE.UU.

El mercado de granos estuvo nuevamente bajo presión durante la semana que pasó a medida que llegaron más ventas llegaron al mercado. La causa principal fue que el dólar estadounidense se está recuperando de las pérdidas de la semana anterior.

Seguimos viendo indicios de una recesión global, y estos también son negativos. El principal punto de interés en el mercado sigue siendo los problemas en el río Mississippi, con más barcazas encalladas en tierra. Los meteorólogos ahora creen que a mediados de noviembre se solucionaría el problema de las aguas bajas, lo que reducirá en gran medida la ventana para las exportaciones estadounidenses.

Estamos viendo más posicionamiento en el mercado para el informe del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) de esta semana (12) y esto está limitando las ventas fuertes en el mercado de futuros en Chicago. Las bajas en el mercado de soja en esa plaza de referencia global es por los mismos factores que venimos discutiendo en estas columnas hace meses; uno de los principales de ellos es por la demanda.

Además, la semana pasada también fue de menor demanda, con China fuera del mercado debido al feriado de la Semana Dorada, que presionó a la baja a los precios.

Sudamérica continúa exportando grandes volúmenes de soja y es probable que las ventas del próximo año sean aún mayores dado el tamaño proyectado de la producción de soja y en particular en Brasil, si el clima acompaña por supuesto.

Economía en China

Estamos viendo indicadores de que la economía de China está en peor forma de lo que se sospechaba inicialmente, principalmente por su sector inmobiliario negativo. Esta noticia regeneró ideas de que las importaciones de China probablemente retrocederán de las estimaciones actuales.

Los operadores nuevamente están mostrando menos entusiasmo por la economía de los EE. UU. y, en un cambio total, ahora esperan otro aumento de 75 puntos básicos en las tasas de interés en la reunión de noviembre.

Los funcionarios chinos han reducido su previsión de importación de soja y creen que las entregas de octubre serán las más bajas en dos años. Los márgenes de molienda de soja de China han estado en territorio negativo durante varios meses, lo que ha resultado en menores importaciones.

La inflación también ha limitado la demanda de compra de China en los últimos meses, lo que se ha visto agravado por el plan de respuesta al Covid de la potencia oriental, que cerró una buena parte de su economía durante varias semanas.

La OPEP+ anunció que recortaría la producción de crudo en 2 millones de barriles por día, pero esto tuvo poco impacto en el mercado como se esperaba. La situación de las exportaciones de EE.UU. sigue siendo un desastre, con informes de barcazas que no pudieron llegar a las terminales del golfo. Los restos del huracán Ian están ayudando con los bajos niveles de agua, pero se necesitará mucha más precipitación. Hasta que lo veamos, los compradores se están alejando de los EE. UU.

Economía global y la Reserva Federal

El estado de la economía global sigue siendo un factor muy predominante en el descubrimiento diario de precios para el mercado de materias primas. La inflación global continúa aumentando con varios países registrando aumentos de dos dígitos en el año. Es de mayor preocupación en la Unión Europea, donde se informa que la inflación es del 10% y los altos costos de calefacción para el próximo invierno probablemente la eleven aún más.

Sin embargo, algunos economistas ahora creen que las tasas de interés han subido lo suficiente y necesitamos ver si los indicadores se vuelven más favorables antes de subir más las tasas.

Si bien es probable que esto sea cierto, la Reserva Federal de EE. UU. ha anunciado que planea seguir aumentando las tasas hasta que la inflación vuelva al 2%. La pregunta en agricultura es cómo afectará esta situación la demanda de exportación, pero también puede ser un factor que influya en las siembras de EE.UU. del próximo año. Si las tasas de interés aumentan y las finanzas están tensas, fácilmente podríamos ver a los agricultores reducir los insumos u optar por cultivos con la menor cantidad de costos. Según las experiencias históricas, esto favorecería a la soja sobre el maíz.

Un panorama muy complicado en Argentina

La sequía que golpea la Argentina es crítica y en particular en la zona central del país. Esta situación ya golpea los rindes de trigo en la zona núcleo con pérdidas de entre el 50 al 80% de los rindes esperados. Este fin de semana que pasó volvió a golpear fuerte una helada que también nos dejará su marca.

La sequía también golpea fuerte a la siembra de maíz de primera con una importante caída de área. Por lo tanto, el ciclo de maíz 2022/23 tendría la menor siembra de maíz temprano de los últimos 10 años según GEA/BCR.

Distintos analistas estiman una suba del área de soja en Argentina. En unos días empezamos a ver movimientos para la siembra de la oleaginosa y el panorama hacia adelante no es para nada alentador. La falta de agua en la zona central de Argentina es muy crítica. El complejo de soja no puede darse el lujo de perder producción esta próxima campaña en Sudamérica.

Costos de la energía y cuenca del Mississippi

Los costos de la energía están aumentando nuevamente, lo que genera incertidumbre sobre la demanda, así como su impacto en el gasto de los consumidores. Esto nuevamente está generando preocupaciones sobre una recesión. Un dólar estadounidense fuerte ya está afectando las exportaciones de EE.UU. y seguirá haciéndolo.

El sistema fluvial de EE.UU. sigue siendo un desastre con 2.300 barcazas varadas en varios puntos del Mississippi. Esto también está empezando a reducir el interés de exportación. Las preocupaciones sobre el clima global y su impacto en la producción brindan apoyo al mercado.