Cumbre de la derecha en Puerto Madero: el hijo de Jair Bolsonaro cenó con Miguel Ángel Pichetto y esperaron a Javier Milei, que no llegó

0
14
cumbre-de-la-derecha-en-puerto-madero:-el-hijo-de-jair-bolsonaro-ceno-con-miguel-angel-pichetto-y-esperaron-a-javier-milei,-que-no-llego

El diputado de Brasil se juntó con varios referentes libertarios y de Juntos por el Cambio en una visita relámpago a Buenos Aires. Hablaron de articular una fuerza en Latinoamérica. Por qué el libertario faltó.

13/10/2022 23:22

  • Clarín.com
  • Política

Actualizado al 14/10/2022 1:39

Sin anuncios y casi con un secretismo extraño para el personaje en cuestión, Eduardo Bolsonaro, flamígero hijo del presidente de Brasil, llegó a Buenos Aires y en la noche de este jueves disfrutó de un asado en Puerto Madero que devino en cumbre de la derecha argentina. Allí, en un lugar reservado que no es un restaurante, estuvo en la mesa el auditor general Miguel Ángel Pichetto y los comensales esperaban con la llegada del diputado libertario Javier Milei, que andaba de rutina en un canal de televisión; pero el economista no llegó.

El menú de carnes autóctonas fue disfrutado tanto por dirigentes de la derecha de Juntos por el Cambio como de partidos liberales. Junto al hijo de Jair Bolsonaro estuvo por caso, Joaquín De la Torre, peronista que trabaja con Patricia Bullrich en su precandidatura por JxC y también la diputada Carolina Píparo, que acompañó en la lista de Avanza Libertad en la provincia de Buenos Aires a José Luis Espert, otro particular ausente.

El legislador porteño Ramiro Marra, una de las espadas más relevantes del armado de Milei en La Libertad Avanza sí participó del convite con el diputado brasileño que tiene por costumbre opinar del Gobierno argentino y de Alberto Fernández en particular con incendiarias declaraciones.

Un comensal ubicó a la polémica diputada Victoria Villarruel en la velada de Puerto Madero, pero la compañera de bloque de Milei, afectada hace un tiempo por las críticas al uso de vuelos del Congreso, desmintió tajantemente su presencia en la cena a este medio.

Dina Rezinovsky, diputada por el PRO, y Francisco Sánchez, el neuquino que más a la derecha está entre los miembros del ala halcón de ese mismo bloque, coincidieron en el lugar con Nahuel Sotelo. diputado bonaerense liberal.

El primero en vanagloriarse de la velada fue Marra, siempre veloz en redes. “Tiembla la izquierda”, subió a Twitter, junto a la selfie con Bolsonaro Jr.

Según las fuentes sigilosas que advirtieron de la cumbre a Clarín, “se habló de pelear contra la izquierda”, del “escenario en Brasil” -en la víspera del balotaje que enfrentará al actual presidente y padre del anfitrión extranjero de los argentinos con Lula Da Silva en menos de tres semanas. Y también, claro, del escenario nacional.

Trascendió que la organización de la cumbre corrió por parte de Fernando Cerimedo, un consultor político con llegada a referentes de derecha en el continente, especialista en Marketing Digital y de extracción ideológica acorde con los convocados al evento. 

Plan de derecha panamericana y demora de Javier Milei

Pero de las pláticas trasciende un dato más. “Se habló también de la unidad de las derechas de todos los países, de la posibilidad de un armado común“. Un articulado derechista en Latinoamérica pareció el postre. Y todos recordaron la agitada visita de Milei al país vecino. los elogios mutuos con Bolsonaro Jr, y la visita de este, previa, a un acto en El Porvenir.

El liberal bonaerense Sotelo también se envalentonó en redes. “Con el gran @BolsonaroSP hablando con él, no puedo dejar de pensar en… ¡Que fácil la tienen en Brasil!“, tuiteó con guiño al padre del visitante.

La expectativa por el arribo de Milei, que partió demorado desde Vicente López -donde dio una entrevista por tevé en un programa que lo retuvieron más de lo pautado- se rompieron cuando el agasajado levantó campamento. Casi a la medianoche, como calabaza de cuento, Bolsonaro Jr. dijo gracias por todo y se retiró del improvisado -o tal vez no tanto- encuentro. La agenda del brasileño en el país era y es un misterio. Los seguidores de Milei no pierden la esperanza de una foto (más) con el hijo casta de la derecha brasileña.

DS