El Senado mexicano aprobó la prohibición de “las terapias de conversión sexual”

0
15
el-senado-mexicano-aprobo-la-prohibicion-de-“las-terapias-de-conversion-sexual”
La iniciativa contempla sanciones de dos a seis años de prisión a quien imparta este tipo de terapias

El poder legislativo de México aprobó esta semana una reforma para eliminar y penalizar las llamadas “terapias de conversión sexual”, las cuales adquirieron popularidad en muchas zonas del país y dieron lugar a “escandalosos abusos” propinados por las prácticas de “terapias orientadas a reprimir la orientación sexual o la identidad de género de las personas”, se informó este jueves.

Ahora falta que la iniciativa transite por la Cámara de Diputados, donde se espera que no enfrente ningún contratiempo para ser sancionada y luego promulgada.

La iniciativa contempla sanciones de dos a seis años de prisión a quien “realice, imparta, aplique, obligue o financie cualquier tipo de tratamiento o terapia, orientada a reprimir la orientación sexual o la identidad de género de una persona”, según consignó la agencia de noticias ANSA.

Los castigos podrían duplicarse en los casos en que las conductas mencionadas se apliquen a menores de 18 años, ancianos o discapacitados.

“Existen argumentos legales y científicos que demuestran que las terapias de conversión vulneran los derechos humanos de las personas por su orientación sexual”, afirmó el jefe de la bancada oficialista en el Senado, Ricardo Monreal.

“Es el momento en que los legisladores otorguemos a las personas de la comunidad LGBT+ el andamiaje jurídico adecuado que les permita hacer realidad un reclamo justo y necesario para que estén en condiciones de entender y comprender la realidad en que se desenvuelven”, agregó.

📌 #HoyEnElSenado se aprobó penalizar los ECOSIG o “terapias de conversión”. Esta reforma agrega al Código Penal Federal el capítulo “Delitos contra la Orientación Sexual o la Identidad de Género de las Personas” y también modifica la Ley General de Salud.https://t.co/ASHiNuQ2P5 pic.twitter.com/e13VUG3SGn

— Senado de México (@senadomexicano) October 12, 2022

La propuesta legal contó con el apoyo de legisladores de todas las fracciones partidistas y sólo hubo 16 abstenciones de los parlamentarios conservadores del Partido Acción Nacional (PAN).

En tanto, las organizaciones de defensa de los derechos de los homosexuales calificaron a las terapias de conversión como “uno de los mayores atentados contra los derechos humanos de las personas LGBT+ en México”.

“Una forma típica de practicar estas terapias es a través de clínicas, “centros de asesoría psicológica” y organizaciones privadas como el grupo “VenSer”, que utiliza la red social WhatsApp para atraer a sus clientes”, precisaron desde un comunicado las organizaciones de defensa de los derechos de los homosexuales.

Además, “en sus mensajes se intenta convencer a las personas que el sentimiento de atracción homosexual se te puede quitar absolutamente y luego se ofrece una sesión por Skype, WhatsApp o llamada telefónica por 45 dólares durante 50 minutos”, señalaron.

Como es el caso de la organización “Exodus Latinoamérica”, que patrocina estas terapias, realiza talleres, jornadas, conferencias y congresos en los que invita a “jóvenes que sienten atracción al mismo sexo y quieren restaurarse”.

Sin embargo, “otros métodos suelen ser mucho menos retóricos y más agresivos y pueden llegar a aplicar la tortura, la privación de la libertad, la medicación forzada y la llamada ´violación correctiva´, que atenta contra la integridad física y emocional de las personas”, puntualizaron.

Por su parte, la ONG “Ruido en la red” destacó que, “México no cuenta con un registro oficial de los lugares en donde se llevan a cabo estas acciones ni se sabe exactamente cuántas personas fueron violentadas por ´supuestos´ especialistas en salud mental para tratar de vencer sus impulsos homosexuales”.

Según el sitio web: https://www.homosensual.com, una de las grandes deudas de México en materia de derechos humanos de las personas LGBT+ es la prohibición de los “Ecosig”, como se llama a los centros para las terapias de conversión.