Juegos Suramericanos: Camila Argüelles, la dama plateada del tenis de mesa para la Argentina

0
14
juegos-suramericanos:-camila-arguelles,-la-dama-plateada-del-tenis-de-mesa-para-la-argentina

La experimentada jugadora, de 32 años y que nació en Francia pero tiene padres argentinos, ganó tres medallas en Asunción 2022.

El tenis de mesa es uno de los deportes que le regaló a Argentina medallas de todos los colores en los Juegos Suramericanos de Asunción. Hasta este jueves, había aportado dos oros, cuatro platas y un bronce al medallero nacional. Y en esa cosecha, mucho tuvo que ver Camila Argüelles, que se colgó preseas plateadas en el singles y dobles femeninos -junto a Candela Molero– y el dobles mixto -con Horacio Cifuentes-. A los 32 años, ella es una referente de este deporte en nuestro país, a pesar de que nació muy lejos de estas tierras.

Es que su mamá Laura estuvo presa durante la última dictadura militar, pero logró escapar del país en 1981 y se exilió en Francia. Su papá Carlos se había ido de Argentina en 1971 con la ilusión de ser corredor de autos -estuvo cerca de llegar a la Fórmula 1– y en 1982, mientras vivía en Inglaterra y trabajaba también como periodista, se manifestó al aire en contra de la Guerra de Malvinas, lo que no le cayó bien al gobierno británico, que le bloqueó su cuenta bancaria. Por eso, decidió mudarse también al país galo, donde poco después conoció a Laura. Y allí, en Saint Maurice, cerca de París, nació Camila, el 22 de enero de 1990.

Su conexión con el tenis de mesa empezó casi de casualidad. Cuando tenía 10 años, ella quería anotarse en un colegio en el que enseñaban italiano, porque quería aprender ese idioma. Pero el sistema de asignación por jurisdicciones de París, no le permitía estudiar allí. Sin embargo, su mamá se enteró que esa institución tenía un convenio con el club de tenis de la ciudad y esa fue su carta de entrada. Se sumó al club, lo que le permitió inscribirse en ese colegio, y así empezó a practicar y a destacarse en este deporte.

Comenzó su carrera en Francia y llegó a estar entre las mejores diez de su categoría. Y recién en 2013, comenzó a competir para Argentin, después salir campeona nacional en 2012 y terminar poco después primera en un selectivo, en el que se ganó un lugar en el seleccionado nacional. Al año siguiente, fue bronce en el dobles femenino en los Odesur de Santiago de Chile. En la cita suramericana de Cochabamba 2018, terminó tercera en el dobles mixto. Y vistió la celeste y blanca también en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 (17° en Individual y quinta en Equipos femenino) y Lima 2019 (quinta en dobles femenino y novena en dobles mixtos).

Argüelles y Molero fueron plata en el dobles femenino en Asunción. Foto Prensa COA

La vida de Camila, igual, no pasa solo por el tenis de mesa. En 2017, completó un doctorado en Biología Celular en el Instituto Jacques Monod de la Universidad de París VII Denis Diderot. Además, es una ferviente defensora de los derechos de la mujer y fue una de las fundadoras del movimiento “Deportistas Argentinas”, que nació con la idea de “nuclear deportistas a favor del aborto legal, de estar juntas y poder hablar de las cosas que nos pasan”, como contó hace un tiempo. Fue también una de las atletas que se manifestó en contra de la venta del Cenard y su traslado al predio de Villa Soldati, durante el gobierno de Mauricio Macri.

Hoy, reparte sus días entre Francia y Argentina y está dedicada completamente al tenis de mesa.

Con su paleta, ya le regaló tres medallas a la delegación nacional en Asunción. Y podría sumar una más, porque este miércoles, junto a Molero y Camila Kaizoji, venció a Ecuador en cuartos y se metió en las semifinales de la prueba por equipos femenino.

El canotaje, con nuevos oros

El canotaje de velocidad argentino cerró su participación en Asunción con tres nuevas medallas. Brenda Rojas se impuso en la prueba de K1 200 y sumó el tercer oro de su cosecha personal (había conquistado también las de K1 500 y K2 500). Gonzalo Lo Moro sumó su segunda dorada al ganar el K1 200 masculino. En tanto, Martina Vela fue bronce en C1 200.

Este deporte terminó con ocho oros y un bronce y es el que más preseas aportó al medallero nacional. 

El seleccionado de judo conquistó un bronce en la prueba de equipos mixtos; y de Sol Martinez Fainberg se subió al tercer escalón del podio en el all around individual de la gimnasia artística.

Por otro lado, el seleccionado masculino de fútbol sala le ganó 4-1 a Colombia y este viernes irá por el oro mano a mano ante Paraguay. Y Las Panteras vencieron 3-0 (25-16, 25-19 y 25-21) a Chile y se metieron en la final, en la que chocarán con Perú, este viernes a las 11:48.

Los seleccionados masculino y femenino de squash se clasificaron para las semifinales de la competencias por equipos. En el cuadro masculino, Argentina se impuso a Chile por 3-0 y este viernes se medirá con Colombia. En tanto, en el femenino, las chicas superaron 2-1 a Paraguay y buscarán la final ante Chile. Y el seleccionado femenino de waterpolo le ganó 16-10 a Colombia y también avanzaron a semis.

En el beach volley, los hermanos Nicolás y Tomás Capogrosso vencieron 2 a 0 a los paraguayos Guiliano Massare y Gonzalo Melgarejo en el cierre del grupo D y avanzaron a cuartos de final. Más tarde, Juan Bautista Amieva y Leandro Aveiro chocará con los peruanos Mauricio Sajami y Renato Parreño, por el C. Por el lado femenino, las dos duplas están en cuartos. Fernanda Pereira y Carla De Brito chocarán este viernes con las uruguayas Camila Bausero y Lia Fortunati; mientras que Cecilia Peralta y Maia Rosas irán frente a las chilenas Chris Vorpahl y María Francisca Rivas.