Cata, la séptima eliminada de Gran hermano: “No la podés caretear todo el tiempo”

0
30
cata,-la-septima-eliminada-de-gran-hermano:-“no-la-podes-caretear-todo-el-tiempo”

La participante asegura que se tomó su salida del reality con tranquilidad y que la convivencia es más tensa de lo que parece.

“Creo que la mía fue de las despedidas más buenas ondas, hasta ahora”, dice Cata, la séptima eliminada de Gran hermano 2022. De perfil más bajo y menos expuesto que el de otros participantes, María Laura Alvarez, apodada Cata adentro y afuera de la casa, se siente tranquila con su salida. “Cuando se fue Mora y después, la Tora, me sentía rara, sola, estaba complicada adentro, la verdad”, admite.

Sin embargo, no se desesperó por quedarse en el juego.”Yo soy así, en general y no es fácil llevar el día a día en el encierro. Y por más que luches, si el público te quiere sacar, te saca. Por eso no tenía miedo de estar en placa”, cuenta. “Todo es muy dinámico: hoy te aman y mañana te odian. Sos una ficha que la gente mueve como quiere”.

Cata se quedó afuera el domingo 4 de diciembre con el 53,8 % de los votos.

Cata fue la séptima eliminada de Gran hermano 2022. “No podés ir al choque todo el tiempo”, dice. Foto: Prensa Telefe

La catamarqueña mostró una filosofía bastante relajada en su paso por Gran hermano 2022, el reality de Telefe, en parte porque así define su personalidad pero, además, para no confrontar constantemente. “Antes de entrar una piensa que va a ser una fiesta siempre, pero después pasan los días, cuesta adaptarse y cuando comienzan los roces, todo se complica”, dice.

¿El problema fue ir de frente?

Algunos analistas del debate que también conduce Santiago del Moro, le reclamaron a la jugadora que no fuera siempre de frente a decir lo que pensaba. Pero ella da sus razones. “Los primeros días es todo buena onda, pero después no podés ir al choque todo el tiempo, porque sería una guerra. Tenés que estar las 24 horas con otras personas, decirle todo en la cara y al rato tenerla ahí al lado”.

Su objetivo, como el de la mayoría, era llevarse el premio de los 15 millones de pesos y una casa, para poder instalar una peluquería canina. “Pero cuando estás adentro también pesa el tema de extrañar, sobre todo a mi hija de 9 años. Y a veces eso también te juega en contra, tenés que estar equilibrando la balanza todo el tiempo”, asegura.

Con algunos participantes, según Cata, se hace difícil la comunicación. “Y no tiene que ver con la edad. Yo no sentía tanto ser una de las más grandes”, cuenta. Cata tiene 41 años y asegura que se divirtió mucho adentro, con todos los jugadores, excepto Walter “Alfa”, más jóvenes que ella . “Es una cuestión de actitud”, resume.

Cata y Daniela quedaron en placa y la catamarqueñas terminó eliminada de GH2022, el domingo 4 de diciembre. Foto captura de TV

Futuro en los medios

“A mí lo que más me importa es trabajar y estar tranquila. Si aparece alguna posibilidad laboral en los medios que me interese, bienvenida sea”, asegura. Si no, seguirá como peluquera canina, que es lo que hacía en Paraná, antes de entrar a la casa.

Su paso por el reality lo define como “una experiencia única, linda, positiva” y destaca que aprendió a calmarse, “a no reaccionar tan impulsivamente y a no sacar afuera todo mi carácter”.

A pesar de que algunos intentan manejarse como “estrategas”, Cata dice que no es tan sencillo aplicarlo las 24 horas, día por día, a lo largo de las semanas. “Me manejé por lo que sentía y por eso, tenía más trato con unos que con otros. No la podés caretear todo el tiempo, es imposible de sostener y menos porque no hay espacios donde estar sola. Por eso tenés que tener aliados”.

Ante un futuro repechaje y la posibilidad de regresar al juego, Cata dice que volvería, pero con otras herramientas. “Sin duda haría otro tipo de juego y estrategia. De cualquier modo, no me arrepiento de nada, porque fui yo”.

En cuanto a lo que se ve o no se ve de los participantes y cómo eso influye en el público, opina: “No sabés cómo es la mirada del afuera. Si sos demasiado tranquilo o demasiado picante te pueden querer o te liquidan por lo mismo, según como caigas de simpático”. Y sintetiza: “Si no les gustás, no hay nada que hacer”.

WD